NATACIÓN EUROPEOS (Crónica)

La sueca Sarah Sjöström se corona como la reina de la velocidad

La sueca Sarah Sjöströn ratificó su condición de reina indiscutible de la velocidad en los Europeos de Londres, tras colgarse este viernes el oro en los 100 mariposa, en una jornada en la que el británico Adam Peaty coqueteó su propio récord del mundo en los 50 braza.

Una plusmarca, en este caso, la europea, que se le escapó finalmente al italiano Gregorio Paltrinieri en una final de los 800 libre, en la que el transalpino nadó por debajo de su propio récord continental hasta los últimos 25 metros.

Circunstancia que no impidió a Paltrinieri, que ya se colgó el miércoles el oro con nuevo récord de Europa, incluido, revalidar este viernes su título continental de los 800 libre con una marca de 7:42.33, en una final en la que sólo su compatriota Gabriele Detti logró seguirle la estela.

Dos triunfos que confirman a Gregorio Paltrinieri como el dominador absoluto de las pruebas de fondo en una Europeos de Londres, en los que nadie puede discutir el título de reina indiscutible de la velocidad a la sueca Sarah Sjöström.

La nadadora sueca, que ya se había impuesto en los 50 mariposa y en los 100 libre en la capital británica, se colgó hoy su tercer oro en los Europeos, tras imponerse con una crono de 55.89, segunda marca mundial del año, en la final de los 100 mariposa.

Un triunfo que permitió a Sjöström, vigente campeona mundial, tomarse la revancha de la inesperada derrota sufrida hace dos años en Berlín, donde la sueca fue superada por la danesa Jeanette Ottesen, que hoy tuvo que conformarse en Londres con la plata con una marca de 56.83.

Por su parte, el británico Adam Peaty coqueteó con su propio récord del Mundo en la prueba de los 50 braza, tras bajar hoy hasta en dos ocasiones de los 27 segundos, al firmar un tiempo de 26.93 en las series matinales, y de 26.66 en las semifinales.

Tan sólo 24 centésimas más que los 26.42 segundos que Peaty estableció el pasado año en los Mundiales de Kazán como nueva plusmarca universal, y que el británico tratará de rebajar con el apoyo de su público en la final de mañana sábado.

Más discretos fueron los tiempos del italiano Luca Dotto, un hombre que ya ha nadado este año por debajo de la barrera de los 48 segundos, que se colgó la medalla de oro en la final de los 100 libre con un tiempo de 48.25 por delante del holandés Sebastiaan Verschuren, plata, y del francés Clement Mignon, bronce.

Un oro que correspondió en la final de los 200 braza a la danesa Rikke Moeller Pedersen, que revalidó el título continental, tras imponerse con un crono de 2:21.69 a la española Jessica Vall, plata, y a la islandesa Hrafnhildu Luthersdottir, que se alzó con la medalla de bronce.

Completó la nómina de ganadores de la jornada el equipo holandés, que se impuso, con un marca de 3:23.64, en la final del relevo 4x100 libre mixto por delante de Italia, ganadora hace dos años en Berlín, y Francia.

Cargando