Los campesinos hacen campaña en el Congreso

Con un mercado de frutas, verduras, quesos, dulces, flores buscan conmover a senadores y representantes para ser incluidos en la Constitución.

A las 6 de la mañana llegaron a las puertas del edificio nuevo del Congreso, vecino a pocos pasos de la Casa de Nariño, los camiones que partieron en la madrugada desde Tibacuy, Sasaima, Viotá, Nilo, Arcabuco, Cogua, La Calera, Choachí y Usme.

Su ingreso, por razones de seguridad, había sido coordinado desde hace más de un mes cuando el senador del Polo Democrático, Alberto Castilla, planteó la necesidad de montar un escenario donde los congresistas pudieran visibilizar a los campesinos detrás del proyecto que busca su inclusión en la Constitución.

“Ellos no se consideran trabajadores agrarios, como quedó establecido en la Carta Política de 1991. Ellos son campesinos y reclaman el reconocimiento de sus derechos a la semillas, la construcción social del territorio, a la equidad de género en la distribución de los recursos productivos en el campo y que su voz sea tenida en cuenta en consultas populares”, sostuvo Castilla, ponente del proyecto de ley que busca el cambio en la Constitución.

Por las mesas de este improvisado mercado campesino se pasearon los congresistas del Polo, de Cambio Radical, La U, el Centro Democrático y los conservadores.

Algunos de los productores aprovecharon la cercanía para pedir que se les permitiera volver a instalar sus mercados campesinos en las localidades de Bogotá, de donde fueron desplazados con el cambio de administración.

Cargando