BRASIL CRISIS

Patronal brasileña defiende un juicio contra Rousseff lo "más rápido posible"

El presidente de la Federación de las Industrias del Estado de Sao Paulo (Fiesp), Paulo Skaf, defendió hoy que el posible juicio político contra la mandataria de Brasil, Dilma Rousseff, sea realizado lo "más rápido posible".

El presidente de la Fiesp, la más influyente patronal del país, resaltó que Rousseff "perdió el control" del país y es "incapaz" de gobernar, lo que, a su juicio, ha minado la confianza de los inversores.

Skaf también se manifestó a favor de que asuma el poder el vicepresidente Michel Temer, primero en la línea de sucesión, en caso de que Rousseff pierda el cargo durante el proceso.

Asimismo, elogió los documentos económicos elaborados por el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), formación a la que pertenece Temer y que esta semana anunció su ruptura con el Gobierno.

"Si Temer sube (al poder), nace una nueva esperanza", recalcó Skaf durante una rueda de prensa con corresponsales extranjeros, en la que descartó formar parte en un eventual gobierno del actual vicepresidente.

El jefe de la patronal consideró que Rousseff y el gobernante Partido de los Trabajadores (PT) deberían pedir "disculpas" por la grave situación económica que vive el país y los tildó de "populistas".

Skaf criticó a aquellos que consideran que el juicio parlamentario con miras a la destitución de Rousseff es un "golpe" y recalcó que el proceso de 'impeachment' se encuentra "dentro de la ley", para agregar que es "la nación la que está sufriendo un golpe".

Cuestionado sobre los escándalos de corrupción que han salpicado a políticos y empresarios de Brasil, Skaf pidió "no generalizar" y precisó que la Fiesp condena "cualquier ilegalidad".

"Tenemos que tener mucho respeto por el sector empresarial" y "naturalmente" aquellos que incurrieron en corruptelas o "cometieron errores los tienen que pagar", agregó.

La Fiesp ha respaldado abiertamente la salida de la jefa de Estado y en las últimas semanas ha redoblado la presión sobre los parlamentarios para que voten a favor del juicio político contra la mandataria.

Este miércoles, la patronal inundó los alrededores del Congreso con patos hinchables, un símbolo que la Fiesp ha incorporado para protestar contra el aumento de impuestos propuesto por Rousseff.

La Fiesp también ocupó la víspera los principales diarios del país con una campaña para apoyar la destitución de la presidenta, cuya popularidad se mantiene en un débil 10 %, y publicó anuncios pagos en los que se leía "Impeachment ya".

Cargando