FÚTBOL SELECCIÓN

Torres: "En 2008 había muchas dudas y pesimismo y acabamos siendo campeones"

Fernando Torres, delantero del Atlético de Madrid, campeón del Mundo y ganador de dos Eurocopas con España, recordó este martes que en 2008 había "una época de muchas dudas y pesimismo" y la selección fue campeona en Austria y Suiza, al tiempo que resaltó la transcendencia de la unión entre afición y jugadores.

"Lo que nos llevo a conseguir grandes cosas fue la unión de aficionados y jugadores. Creo que sería importante otra vez. Ahora se ve un poquito de división en cuanto a la selección. Parece que vuelven los clubes a ser más importantes que la selección. Esto de 2008 a 2012 no pasó. Creo que la unión fue importante para poder ser los mejores y mantenerlo en el tiempo. Ojalá eso vuelva", expresó Torres tras un acto publicitario de la cervecera 'Mahou' en Madrid, en el que protagoniza un anuncio junto al hijo de Luis Aragonés.

En él, mientras toman una cerveza, charlan sobre Luis Aragonés. "Lo conozco desde los 17 años. 'Niño te quiero ver en el verano con nosotros'. Póngase a descansar", recuerda Fernando Torres, antes de que Luis Aragonés hijo rememore un momento de su padre como seleccionador español, antes de ganar la Eurocopa 2008.

"Mi padre se iba a su sillón con su televisor y sus partidos de fútbol. Aquel día le vi bajo. 'Me acercaré a la Federación (Española de Fútbol) porque hay que dimitir'. Estuvimos hablando 15 minutos, mi padre se quedó en silencio y dijo: 'A estos los hago campeones'. Me dije ya está aquí, ya está aquí otra vez", recuerda Luis hijo.

"Por esos 15 minutos de charla fue posible. Gracias por hacer que yo marcara ese gol (el de la final de la Eurocopa 2008 ante Alemania) y todo lo que vino después", le responde Torres durante el anuncio, presentado este martes por la noche en un cine madrileño.

"La familia Aragonés y en especial Luis Aragonés es importante para todo el amante del fútbol. Al final, es la persona que ha cambiado la manera de afrontar los retos, la manera de ver el fútbol español. Ahora sí somos respetados, ahora sí somos admirados en Europa y en el mundo. Y todo empezó con él", repasó Torres después, ya en declaraciones a los medios de comunicación.

"Hubo una época muy dura donde nadie creía en ese proyecto, donde nadie creía en Luis Aragonés. Es una historia muy bonita, porque es un momento en que su hijo le ayuda a tomar la decisión de no dejarlo y de salir convencido de que íbamos a ser campeones. Es una historia muy emotiva para todos los atléticos, porque refleja lo que es el sentimiento atlético y el querer. Cuando todo el mundo espera que fracases, espera que te rindas, es cuando más das de ti y consigues lo que nadie espera. Ojalá que sea una lección para muchos", apuntó.

Cargando