Human Rights Watch exige justicia y rendición de cuentas tras cinco años de abusos en Siria

No debería haber inmunidad para nadie vinculado a crímenes graves después de cinco años de conflicto: subdirector de HRW.

La justicia para las víctimas de abusos en Siria y la rendición de cuentas de los autores de crímenes deberían estar en la agenda de las negociaciones de paz en Ginebra, consideró hoy Human Rights Watch (HRW) en un comunicado.

"Mientras que es urgente detener los asesinatos y garantizar la entrega de ayuda, cualquier resolución del conflicto que vaya a durar debe también asegurar la justicia para las víctimas en Siria", destacó el subdirector para Oriente Medio de HRW, Nadim Houry.

El responsable opinó que no debería haber inmunidad para nadie vinculado a crímenes graves después de cinco años de conflicto.

HRW, que citó datos del Centro Sirio para la Investigación Política, apuntó que al menos 470.000 personas han fallecido durante la contienda hasta febrero de 2016, una cifra muy superior a las 270.000 víctimas mortales confirmadas hasta la fecha por el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Recordó que la continuación de los enfrentamientos y su expansión ha llevado a una crisis humanitaria "extrema" con 6,6 millones de desplazados internos y 4,6 millones de refugiados en países vecinos, de acuerdo a cifras de la ONU.

Por estos motivos, HRW instó al Grupo Internacional de Apoyo a Siria, una alianza de Estados encabezados por Rusia y EEUU que trabaja en la búsqueda de una solución a la guerra en el país árabe, y al enviado especial de la ONU, Staffan de Mistura, que se aborden las violaciones de derechos humanos en las negociaciones en Ginebra.

Desde ayer, una delegación del Gobierno sirio y otra de la oposición participan en conversaciones indirectas en la ciudad suiza para hallar una salida del conflicto.

HRW advirtió de que las propuestas para asegurar la inmunidad a los implicados en delitos graves deberían ser rechazadas, además apuntó que las partes deberían garantizar un sistema judicial en Siria preparado para tratar crímenes serios.

En ese sentido, la ONG reiteró su llamamiento para que el Consejo de Seguridad de la ONU permita a la Corte Penal Internacional (CPI) actuar en el territorio sirio.

HRW agregó que cualquier acuerdo entre las partes sirias debería contemplar la creación de una comisión nacional con mandato para investigar el paradero de los desaparecidos e investigar las torturas, ejecuciones y otras violaciones de los derechos humanos. 

Cargando