CONGRESO LENGUA

Elsa Tió insta a jóvenes en Congreso Lengua a leer para alejarse de la calle

La poetisa puertorriqueña Elsa Tió, condecorada en 2014 con la Encomienda de la Orden de Isabel la Católica, exhortó hoy a los niños y jóvenes a leer para alejarse de la criminalidad, además de pedir al Gobierno local que construya bibliotecas en los municipios de la isla para fomentar la lectura.

"El arte, la cultura y la literatura son el mejor antídoto contra el crimen", afirmó Tió Fernández durante su ponencia en la inauguración del Paseo del Libro, incluido en el Congreso Internacional de la Lengua Española, que se celebra en San Juan.

"El libro transmite conocimiento y poder, y la lectura, además, ayuda a que los niños y jóvenes se distancien de la calle", añadió la también hija del fallecido escritor y periodista Salvador Tió (1911-1989).

Junto a Tió Fernández participaron en la inauguración del Paseo del Libro sus colegas y compatriotas puertorriqueños Magali García Ramis, Luis Negrón y José Muratti, en el acto que abrió el director de educación de la Fundación Santillana, el español Mariano Jabonero.

En su charla, a la que acudieron cerca de 150 personas, Tió sostuvo que aunque en Puerto Rico el Gobierno ha construido escuelas modernas, algunas de estas no cuentan con bibliotecas, lo que dijo es como "tener a un país huérfano".

"No hay cultura sin lectura, y sin educación no hay formación. No les cerremos las puertas a los jóvenes para darles camino y alas a la imaginación", señaló Tió Fernández, quien aseguró que en los 78 municipios que componen a Puerto Rico hay parques de béisbol, pero no así bibliotecas.

"Debe haber una presión pública para que se logre esto. Como ciudadanos el movimiento civil debe obligar al Gobierno a que cree más bibliotecas", enfatizó la defensora del idioma español, tras lamentar que el 70 % de los estudiantes haya suspendido en el examen del College Board de acceso a la universidad.

"La falta de énfasis del español en las escuelas y colegios empobrece al país. Los libros son una realidad de este mundo que nos lleva de la sombra a la luz y en las escuelas deberían haber bibliotecas lleno de ideas y no repletos de nada", agregó.

"La lengua es lo más que se parece a la libertad. ¿Se qué sirve libertad de expresión si no tenemos lengua para expresarnos? Una lengua que no se cuida es como un hijo que no se besa", subrayó la autora de oros poemarios como "Detrás de los espejos empañados" e "Inventario de la soledad".

Por su parte, García Ramis y Negrón rememoraron en sus charlas cómo obtuvieron desde pequeños "esa pasión por la lectura" que se ha prolongado durante sus vidas y que los alejaron de la calles puertorriqueñas.

García Ramis contó cómo a sus 4 años sabía que su hermano mayor "tenía el don de poder leer", pero ella no, hasta que supo que podía hacer lo propio, cuya actividad practicaba leyendo las etiquetas de las latas en la alacena hasta llegar a los libros.

"Ahí tenía la libertad de escoger y dónde leía. Luego llegaron los cómics, con los onomatopeyas como 'zaz' o 'bang', junto a otro tipo de libertad, el de los sentimientos de los adultos", recordó la también periodista.

Negrón añadió que las primeras palabras que entendió cuando pequeño siempre fueron sinónimos o bien cortas en letras, como "no", "ya" o "cállense", al igual que frases "que venían con gestos o miradas", como cuando su madre le refutaba con un regaño.

"Sus ojos daban órdenes. Con un solo movimiento sabíamos a ese camino a esa posible pela", contó Negrón, quien al entrar entonces a la escuela se encontró "con aquellos palitos y círculos que marcaron todo".

"Me hundí en el mundo de letras, de otra forma de nombrar, otro vocabulario", afirmó el autor boricua durante el acto, que formó parte de la participación de los reyes de España en la VII edición del Congreso Internacional de la Lengua Española.

Cargando