BOLSA SAO PAULO (Comentario)

La bolsa de Sao Paulo tropieza con un nuevo capítulo de la crisis política

La bolsa de Sao Paulo cayó un 3,56 % al cierre de la jornada y su principal indicador, el índice Ibovespa, se situó en los 47.130 puntos después de que el pregón tropezara hoy con un nuevo capítulo de la crisis política que golpea a Brasil.

El corro se contagió de la escalada de tensión en la arena política, donde circularon rumores que apuntaron a que el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva podría asumir un ministerio en el Gobierno de su sucesora, Dilma Rousseff.

Si se confirmara esta hipótesis, el exmandatario, acusado por la Fiscalía de Sao Paulo de lavado de dinero vía ocultación de patrimonio y falsificación de documentos, no sería juzgado por un tribunal común.

La plaza también se hizo eco de la sacudida que ha producido la divulgación de la declaración ante la Policía del exjefe del oficialismo en el Senado Delcidio Amaral, en la que acusa a Rousseff y a Lula de participar en múltiples casos de corrupción.

En el selectivo paulista, los estatales Banco do Brasil y la petrolera Petrobras fueron los responsables de arrastrar al parqué a los números rojos.

Las acciones ordinarias de la entidad financiera de desplomaron un 21,17 %, mientras que las preferenciales de la petrolera se derrumbaron un 10,67 % y fueron las más perseguidas por los inversores.

Por su parte, los papeles ordinarios de Petrobras, se hundieron un 6,60 %.

El sector metalúrgico y siderúrgico tampoco vivió una sesión favorable, con la caída de los títulos preferenciales de Gerdau Metalurgia (-18,90 %), los similares de Usiminas (-15,67 %) y los ordinarios de Siderúrgica Nacional (-12,28 %).

El lado de las ganancias estuvo copado por el sector papelero, con las acciones preferenciales de Suzano a la cabeza, que subieron un 8,31 %, seguidas de las ordinarias de Fibria, que avanzaron un 7,59 %.

El indicador totalizó negocios por valor de 8.308 millones de reales (unos 2.207 millones de dólares), fruto de 1.417.790 transacciones.

En el mercado de cambio, el real se depreció un 3,86 % frente al dólar estadounidense, moneda que terminó la sesión negociada a 3,762 reales para la compra y 3,764 reales para la venta.

Cargando