MARRUECOS ONU

Las visitas de Ban y de Christopher Ross a Marruecos "en el aire", según Ross

Las visitas a Marruecos de Ban Ki-moon y de su Enviado Especial para el Sáhara, Christopher Ross, previstas para este año, están ahora "en el aire" y deberán esperar a "una aclaración de la situación", según dijo hoy a Efe el mismo Ross.

En un mensaje por correo electrónico enviado esta tarde, Ross, quien era esperado en Rabat a fines de este mes, dijo que "tras la declaración del Gobierno marroquí, todas las visitas (es decir, la suya y la de propio Ban) están en el aire".

Ross aludía así al duro comunicado emitido el pasado martes por el Gobierno marroquí contra Ban Ki-moon tras la visita de este a los campos de refugiados del Frente Polisario en Tinduf y a Bir Lahlu, en la parte del Sáhara Occidental que este último controla.

Ese comunicado criticó a Ban por haberse "apartado de su neutralidad, su objetividad y su imparcialidad, asumiendo abiertamente una indulgencia culpable con un estado fantoche desprovisto de atributos", acusándolo así de tomar partido por el Polisario.

A Ban le reprochó "ceder al chantaje de otras partes", "violar los compromisos y garantías dados a Marruecos", "dejarse instrumentalizar para dar crédito a las pretensiones de otras partes", y finalmente de usar términos "que constituyen un insulto al Gobierno y el pueblo marroquíes", en referencia a su alusión al "Sáhara ocupado" por Marruecos.

El pasado lunes, el portavoz de la ONU, Stephane Dujarric, anunció el viaje de Ross a Rabat para este mismo mes, y dijo que Ban le seguiría más adelante y que la ONU ya discutía con el gobierno marroquí posibles fechas para este viaje.

Sin embargo, la publicación del comunicado un día después parece haber cambiado las cosas, como dejó hoy en evidencia Christopher Ross: "debemos esperar una aclaración de la situación", dijo el diplomático, quien nunca da declaraciones.

Hoy mismo, el ministro marroquí de Exteriores, Salahedín Mezuar, se presentó ante las comisiones parlamentarias de Exteriores y volvió a cargar contra Ban Ki-moon, al que acusó de faltar a sus compromisos asumidos con el rey Mohamed VI y de haber planificado su viaje al Sáhara "contra la voluntad" de Marruecos.

Cargando