ARGENTINA INFLACIÓN

La inflación en Argentina se aceleró al 4,8 % en febrero, según la oposición

Bloques opositores del Parlamento argentino aseguraron hoy que los precios al consumidor registraron una fuerte aceleración del 4,8 % en febrero pasado, con lo que la inflación acumulada en el primer bimestre del año es del 8,6 %.

"Este salto refleja que la inflación no se viene desacelerando, sino, por el contrario, sigue con una tendencia alcista que hasta ahora el Gobierno no ha podido revertir", sostuvo el economista Marco Lavagna, diputado del Frente Renovador.

Junto a otros diputados de diversos bloques opositores, Lavagna precisó en rueda de prensa que los precios al consumidor registraron en el segundo mes del año un salto interanual del 33,9 %.

Las cifras difundidas hoy por la oposición son levemente superiores a las reportadas también este jueves por la ciudad de Buenos Aires, cuyo índice de inflación fue del 4 % respecto de enero y del 32,9 % frente al segundo mes de 2015, con un acumulado en el primer bimestre del 8,3 %.

Junto con los de la central provincia de San Luis, los datos oficiales de la ciudad de Buenos Aires son tomados como referencia por el Gobierno del presidente Mauricio Macri hasta tanto se regularice el funcionamiento del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), cuya fiabilidad para medir la inflación está bajo sospecha desde enero de 2007.

El organismo estima que lanzará los nuevos datos oficiales de la inflación en junio próximo, con los datos de la variación entre abril y mayo.

Según Lavagna, la aceleración de los precios en febrero se explica principalmente por los anuncios de aumentos de tarifas en diversos servicios públicos, mientras que los alimentos y las bebidas mostraron una desaceleración respecto de enero.

"Febrero suele ser un mes en que la inflación es más baja por cuestiones estacionales. Y ahora lo que estamos viendo es un salto importante", observó el economista y diputado.

Lavagna anticipó que en marzo también se registrará una inflación elevada, aunque no de la magnitud de la de febrero.

"Es posible que en el segundo semestre haya un proceso de desaceleración de la inflación. Pero esto no está asegurado, dependerá de lo que haga el Gobierno en término de políticas económicas y contención de precios", consideró.

Cargando