BRASIL CRISIS

Sindicato de abogados denuncia a juez de caso Petrobras por interrogar a Lula

El sindicato de abogados de Sao Paulo presentó hoy una denuncia contra el juez Sergio Moro, a cargo del proceso del caso Petrobras, por supuestas irregularidades en la investigación contra el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva.

La denuncia del sindicato fue presentada ante el Consejo Nacional de Justicia (CNJ) y tiene como objetivo abrir un proceso disciplinario contra el magistrado, según informó el sindicato.

El presidente del sindicato, Adimar de Assis, acusó al juez Moro de "insinuar" que el abogado de Lula, Roberto Teixeira, habría falsificado la escritura de una propiedad rural que la Fiscalía cree que pertenece al expresidente pero que está a nombre de otras personas.

La Asociación de los Magistrados Brasileños (AMB) reaccionó a esa denuncia y la consideró como una "forma de intimidación a los jueces" que "indica un posible intento de impedimento" al trabajo de Moro, según un comunicado del organismo.

En opinión de la magistratura, el CNJ no es una instancia a la que se puedan presentar recursos ni puede ser usada "como camino para cercenar la autonomía" de los jueces.

El exmandatario está siendo investigado en dos procesos paralelos, uno en la Justicia de Paraná y otro en la de Sao Paulo, por supuestamente haber recibido beneficios ilegales pagados por empresas relacionadas con el escándalo de Petrobras.

Lula es investigado por supuestos delitos de ocultación de patrimonio, blanqueo de dinero y enriquecimiento ilícito.

Según la Fiscalía de Paraná, hay indicios "bastante significativos" de que Lula recibió beneficios y favores de cinco empresas implicadas en los desvíos de recursos de Petrobras, que, según la petrolera, sumaron cerca de 2.000 millones de dólares entre 2004 y 2014.

Los fiscales aseguran que el Instituto Lula, presidido por el exmandatario, recibió en los últimos años unos 20 millones de reales (unos 5 millones de dólares) en donaciones de esas cinco empresas, que también le pagaron 10 millones de reales (unos 2,5 millones de dólares) al expresidente por dictar conferencias.

La Policía también investiga si un apartamento de playa y una casa de campo en las que las mismas compañías realizaron costosas reformas pertenecen al exmandatario o a las personas que figuran en los papeles de propiedad.

Las cinco firmas acusadas de favorecer al ex jefe de Estado figuran entre las cerca de veinte acusadas de formar un cartel de constructoras para distribuirse los contratos de Petrobras mediante el pago de sobornos.

Según la Fiscalía, estas empresas obtenían contratos amañados con Petrobras, inflaban sus valores y repartían las diferencias con exdirectores de la estatal y con medio centenar de políticos acusados de facilitar los fraudes, entre los cuales son sospechosos los presidentes del Senado, Renan Calheiros, y de la Cámara baja, Eduardo Cunha.

Cargando