BOLSA WALL STREET (Comentario)

Wall Street se anima con el máximo anual del petróleo y la espera del BCE

Wall Street volvió a vivir un efecto mariposa respecto al rebote de los precios del petróleo, un optimismo al que también ayudó la expectativa por la próxima reunión del Banco Central Europeo (BCE).

Nueva York, 9 mar (EFE).- Wall Street volvió a vivir un efecto mariposa respecto al rebote de los precios del petróleo, un optimismo al que también ayudó la expectativa por la próxima reunión del Banco Central Europeo (BCE).

El barril de Texas, de referencia en Estados Unidos, subió un 4,38 % y cerró en Nueva York en 38,29 dólares, un nuevo máximo anual.

Los analistas atribuyeron el gran aumento a unas cifras en las reservas de crudo que servirán de presión ambiental para que la OPEP y otros países se decidan en su reunión del 20 de marzo a congelar la producción para evitar la caída de precios en el futuro.

Las reservas estadounidenses de petróleo aumentaron la semana pasada en 3,9 millones de barriles y se situaron en 521,9 millones, cifras no vistas en más de ocho décadas, informó hoy el Gobierno.

La cifra es levemente superior a los pronósticos de los analistas, que habían proyectado un alza en las reservas de 3 millones de barriles.

Países como Arabia Saudí se han pronunciado ya a favor de la congelación y los precios del crudo y, en consecuencia también, Wall Street, esperan impacientes el 20 de marzo.

El cuento de la lechera que vivió hoy Wall Street tuvo un segundo jarro de leche: la próxima reunión del BCE.

Los expertos coinciden en pronosticar que la institución monetaria bajará más su tasa de interés a los depósitos de los bancos, que está en el -0,30 %.

No tienen tan claro si, además, el consejo de gobierno del BCE decidirá aumentar el volumen de su programa de compra de deuda.

Los estímulos monetarios reducen el atractivo del euro para los inversores y lastran su cotización.

Las expectativas de los mercados son altas, pero también la posibilidad de decepción, como ocurrió en diciembre.

Por contra, la mayoría de analistas coinciden en señalar que su homóloga estadounidense, la Reserva Federal (Fed), se abstendrá en su reunión del 15 y 16 de marzo de variar los tipos de interés.

La espera de esa decisión de la Fed la semana que viene no se prevé tan animada en el parqué neoyorquino como la de Fráncfort.

Cargando