ATLETISMO MÉXICO

Los kenianos Erick Mose y Ogla Kimaiyo, favoritos para ganar maratón de Lala

Los kenianos Erick Mose, campeón defensor, y Ogla Kimaiyo, salen como favoritos para ganar mañana el maratón de Lala, el más veloz de Latinoamérica que transcurrirá en condiciones de calor.

Mose, vencedor en 2012 con 2 horas, 10 minutos y 40 segundos, se impuso el año pasado con un registro de 2h14:38 al vencer en los últimos metros al ecuatoriano Byron Piedra en uno de los mejores cierres de la carrera.

Este domingo el africano tendrá como principales rivales a sus compatriotas Hillary Kimaiyo, plusmarquista de la prueba, Stephen Mburi, monarca 2014, Julius Keter, Nixon Kiplagat, Philip Tarus y Cosmas Leting, y a los mexicanos Daniel Vargas, Alejandro Suárez, Sergio Pedraza y Jesús Esparza.

Vargas, Suárez, Pedraza y Esparza intentarán bajar de 2h15 para incluirse en el equipo mexicano de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, un reto complicado porque si bien el circuito es plano y la carrera suele ser veloz, mañana habrá calor.

Además de kenianos y mexicanos, tomarán la salida atletas de alto nivel de otros países como el peruano Miguel Mallma, los colombianos Andrés Ruiz, William Rodríguez, Deybis Parra, Jorge Real y John Tello, y el guatemalteco Jeremías Saloj.

En mujeres Ogla Kimaiyo, quien presenta un registro de 2h29:15, es favorita ante la ausencia de la ganadora de 2015, la etíope Misiker Mekonnen.

Kimaiyo tendrá como rivales más importantes a las mexicanas Sandra López y Dulce María Rodríguez, que a los 43 años muestra una gran forma deportiva, a la costarricense Francy Méndez, a la francesa Melissandre Passerat y a la colombiana Patricia Mojica.

Hoy, en la presentación de la carrera, fue homenajeada la corredora mexicana Olga Ávalos Appel, quien ganó el maratón de los Juegos Panamericanos de 1991 y fue segunda en el Maratón de Nueva York, en 1993.

Ávalos Apell fue anunciada como "mariscal" del maratón, lo cual implica que será la figura símbolo de la XXVII edición de la justa.

Lala es el maratón más rápido de América Latina y sus cupos suelen ser llenados en pocas semanas. Para la edición de mañana las 5.000 plazas disponibles se repartieron en solo 29 días.

La justa es clasificatoria para el maratón de Boston, lo cual impulsa a miles de corredores no profesionales a competir en ella en busca de buenos registros para entrar para el maratón más viejo del mundo, uno de los seis 'Majors' de la temporada.

Cargando