URUGUAY GUANTÁNAMO

Justicia Uruguay impone tobillera a exreo de Guantánamo denunciado por esposa

La Justicia uruguaya determinó hoy imponer una tobillera electrónica a uno de los exreos de Guantánamo que el país suramericano acogió en 2014 y que fue denunciado por su expareja por amenazas verbales, informaron a Efe fuentes del Ministerio del Interior.

La medida fue dispuesta por la jueza de violencia doméstica María Raquel Gini, quien decretó que el denunciado, el tunecino A.B.M., lleve puesta la tobillera electrónica durante 90 días a contar desde este viernes.

La denunciante es Roma Blanco, convertida al islam y que está esperando un hijo del tunecino, con el que está casada desde junio aunque su matrimonio no es válido en Uruguay.

Blanco presentó una denuncia por violencia doméstica el 27 de diciembre de 2015, tras la cual la Justicia impuso medidas de alejamiento de 300 metros durante 120 días entre A.B.M. y ella.

A esa denuncia se agregó un episodio ocurrido este año cuando la mujer estaba en una céntrica plaza de Montevideo y supuestamente el tunecino violó esa restricción, cerca de donde vive el exreo.

Por ello, el pasado 12 de febrero se llevó a cabo una audiencia para hacer una evaluación de riesgos y considerar si correspondía la colocación de una tobillera electrónica, y además se resolvió renovar las medidas de alejamiento por otros 120 días.

El abogado del tunecino, Maurico Pígola, dijo hoy a Efe que la disposición judicial de que su defendido lleve una tobillera electrónica le brinda "bastante seguridad porque se monitorea tanto a él como a ella".

"Con este aparato vamos a saber bien quién se acerca a quién y si hay denuncia por algún hecho se va a poder constatar dónde estaba él en ese momento", explicó Pígola.

No obstante, el letrado explicó que puede haber un problema para la implementación de la medida de la tobillera electrónica, porque judicialmente la restricción es de 300 metros pero a nivel policial se maneja un rango de 700 metros más -1.000 metros en total-, dentro de los cuales se llama a la persona para que se desvíe.

"Y el tema es que ambos viven muy cerca, los domicilios están muy próximos y no sé si existe un kilómetro de distancia entre ellos", indicó Pígola.

La tobillera electrónica avisa a la Policía de si el portador viola la orden de alejamiento.

En total, cuatro sirios, un tunecino y un palestino fueron acogidos en Uruguay en diciembre de 2014 como parte del compromiso del entonces presidente, José Mujica (2010-2015), de colaborar con su par estadounidense, Barack Obama, en el plan de cierre del penal instalado en la base naval estadounidense en Guantánamo (Cuba) para acusados de terrorismo.

Cargando