NICARAGUA ONU

Gobierno de Ortega acusa de intromisión al PNUD, que rechaza señalamientos

Nicaragua acusó al Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) de "intromisión en la política interna", de "financiar a agrupaciones políticas" y de "tergiversar" los datos de desarrollo del país, señalamientos que fueron rechazados "categóricamente" por ese organismo, informaron hoy diversas fuentes.

Nicaragua hizo esas acusaciones a través de una nota oficial de Cancillería, dirigida a las embajadas, organismos internacionales y agencias de cooperación acreditadas en el país y publicada hoy por la prensa local.

En el documento, el Gobierno que preside el sandinista Daniel Ortega hace referencia "a todo el proceso de injerencia política y tergiversación que se ha venido desarrollando desde el PNUD, utilizando sus oficinas -en Managua- para intromisiones en la política interna".

También de financiar a "agrupaciones políticas", que el Ejecutivo no identificó, y "tergiversar" la información sobre los datos de desarrollo del país, "todas realizadas por funcionarios bajo la sombrilla del PNUD, lo que se ha venido señalando desde 2007", cuando Ortega regresó al poder en Nicaragua.

Según Cancillería, desde inicios de septiembre de 2015, se le "transmitió claramente" al PNUD que no se permitiría que sus instalaciones fueran "utilizadas como oficinas de un partido político, (a) lo cual indicaron entendían, respetaban y realizarían las limpiezas correspondientes" para dar confianza al Ejecutivo.

Además, acusó a la saliente coordinadora residente del Sistema de las Naciones Unidas en Nicaragua, Silvia Rucks, de haber trasladado "un mensaje lesivo a nuestras decisiones soberanas, tergiversando la realidad, indicando que el Gobierno estaba sacando al PNUD del país".

Por su lado, el organismo internacional rechazó "fuerte y categóricamente" esos señalamientos.

"El PNUD no ha participado de ninguna injerencia política ni ha financiado partidos políticos en Nicaragua o en cualquier otro país", indicó el organismo multilateral en una declaración escrita.

Agregó que sirve a los países en los cuales trabaja y a su gente, "sin ningún tipo de afinidad ni inclinación política", y utiliza cifras oficiales para sus publicaciones relacionadas con el desarrollo humano.

"Lamentamos profundamente las afirmaciones no fundamentadas contra nuestros funcionarios, que carecen de evidencia que le podría permitir al PNUD tomar acción, según nuestros rigurosos procesos internos", continuó.

Recordó que han sido socios de Nicaragua desde 1978, "trabajando cercanamente a Gobiernos de todo espectro político en un espíritu de colaboración para mejorar las vidas de mujeres y hombres nicaragüenses de todo el país".

El PNUD ha movilizado 270 millones de dólares para apoyar a más de 115 iniciativas en los últimos 12 años en Nicaragua, y a raíz de la decisión del Gobierno, en septiembre pasado, "de asumir un papel más directo en la implementación de los proyectos de cooperación internacional", iniciaron "inmediatamente el proceso de cierre de dichos proyectos".

"En el pleno respeto a la decisión del Gobierno, los proyectos se encuentran en sus etapas finales de cierre" y los "remanentes de estos proyectos están siendo devueltos a los socios de cooperación correspondientes", añadió.

Como consecuencia de la reducción de programa -y exclusivamente por esta razón- 75 funcionarios nicaragüenses perderán sus puestos de trabajo en mayo, según el PNUD, que reiteró su aprecio y plena confianza en la competencia y altos estándares éticos de sus funcionarios en Nicaragua.

El organismo reiteró su respeto a la soberanía nacional, su disposición de apoyar a Nicaragua en sus esfuerzos de desarrollo sostenible y mantener un diálogo positivo con el Gobierno.

Cargando