TURQUÍA ATAQUE

EE.UU. condena el atentado contra un convoy militar turco en Ankara

El Gobierno de Estados Unidos condenó hoy "de manera contundente" el atentado con bomba perpetrado en una zona residencial de Ankara contra un convoy militar, que causó al menos 28 muertos y 61 heridos.

"EE.UU. condena de manera contundente el ataque terrorista contra personal militar y civiles turcos hoy en Ankara", afirmó el viceportavoz del Departamento de Estado, Mark Toner, en un comunicado.

"Extendemos nuestras condolencias a las familias de los fallecidos y deseamos una rápida recuperación a los heridos", señaló Toner.

"Reafirmamos nuestra sólida colaboración con nuestro aliado de la OTAN Turquía en el combate de la amenaza común del terrorismo", agregó el portavoz.

El ataque ocurrió en una calle del centro de Ankara, cerca del cuartel general de las Fuerzas Aéreas turcas, del Ministerio de Interior y del Parlamento.

El viceprimer ministro y portavoz del Ejecutivo islamista turco, Numan Kurtulmus, indicó ante la prensa que el atentado constituye un "ataque contra toda la patria".

Varios analistas turcos, entrevistados por las cadenas de televisión, apuntaron como principal sospechoso a un comando del ilegal Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK).

Aunque la guerrilla suele actuar principalmente en el sureste del país, de mayoría de población kurda, la detonación de bombas al paso de convoyes militares es un método habitual del PKK.

El grupo volvió a la lucha armada en julio de 2015, tras romper una tregua y un proceso de paz que había durado más de dos años.

Cargando