MÉXICO PAPA
MÉXICO PAPA

La Catedral Metropolitana, máxima expresión del catolicismo en México

La Catedral Metropolitana de la Ciudad de México, sede de la Arquidiócesis Primada del país, es de suma importancia para la Iglesia mexicana por ser cuna de la jerarquía eclesiástica y, además, reflejar el catolicismo guadalupano más refinado.

"La catedral nos va reflejando lo más exquisito de esa cultura católica guadalupana en formación. En términos musicales y estéticos, en el sentido más amplio de la arquitectura, pintura, escultura y la música", dijo a Efe el profesor del Instituto en Investigaciones Históricas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Jorge Traslosheros.

La catedral mexicana, que este sábado recibirá al papa Francisco en un encuentro con obispos, nació tras ser Fray Juan de Zumárraga nombrado obispo titular en 1532 y arzobispo en 1547.

"Una catedral existe donde hay un obispo", recordó el especialista en historia religiosa.

A mitades del siglo XVI empezó la construcción de esta "ciudadela del gran pastor", añadió Traslosheros, pero ciertos problemas como el subsuelo lacustre obligaron a rehacer las primeras edificaciones y llevaron a que la catedral actual se inaugurara en 1813.

Según recogen escritos del historiador Manuel Toussaint, este recinto representa, como las demás catedrales de América, "la continuación de la serie magnífica de catedrales españolas".

Quiso asemejarse a la de Sevilla, pero "hubo de contentarse" con un templo semejante al de la catedral nueva de Salamanca o a la de Segovia.

A pesar de ello, hoy este majestuoso templo destaca por ser un compendio de estilos fruto de los tres siglos que duró la construcción.

La catedral está ubicada en el Zócalo capitalino (la plaza principal del país) frente al Palacio Nacional, sede del poder Ejecutivo, y a un lado del Templo Mayor, antiguo centro religioso del pueblo mexica, "resume en sí misma todo el arte de la Colonia", señaló Touissant.

Considerada una escuela en México de las corrientes artísticas llegadas de Europa, el templo alberga arte gótico, herreriano, barroco y neoclásico.

Estas se reflejan tanto en su construcción como en su retablos, esculturas, columnas, repisas, balaustradas y bóvedas.

Para la construcción se usaron todo tipo de materiales como madera, metal, tezontle, piedra, mármol, estuco y cantera, el material más extendido de la catedral.

Así, el recinto se convirtió en un ejemplo del mejor arte de la Colonia española, una mezcla de estilos europeos readaptados a los gustos autóctonos y a la manufactura indígena.

"La interpretación del barroco mexicano es indígena. El barroco más exquisito se halla en las catedrales", explicó Traslosheros, quien comparó el templo con la antigua Basílica de la Virgen de Guadalupe, más modesta en tamaño y acabados, aunque máxima expresión del catolicismo popular.

Aun siendo la casa de la cúpula eclesiástica, la catedral estuvo siempre abierta a todos los grupos sociales, atrayendo así a las poblaciones autóctonas.

De hecho, "gran parte del financiamiento" del templo fue a cargo de los caciques indígenas, quienes sentían "cierta fascinación" por la religión cristiana; un culto que prohibía los sacrificios humanos y con centros ceremoniales que no estaban reservados a las clases gobernantes.

El acercamiento al pueblo fue clave para el desarrollo del catolicismo en el país, y este sábado el papa dará fe de su compromiso con la Iglesia mexicana en su encuentro con obispos en esta catedral recientemente sometida a obras de mantenimiento y restauración para embellecer sus siglos de historia.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir