BOLSA WALL STREET (Comentario)

La Reserva Federal también tiene sus misterios

Mientras el mundo confirmaba hoy que Albert Einstein tenía razón hace cien años al hablar de los misterios del Universo, Wall Street intentaba deshebrar los misterios de las tasas de interés a partir de las posiciones de la Reserva Federal.

Nueva York, 11 feb (EFE).- Mientras el mundo confirmaba hoy que Albert Einstein tenía razón hace cien años al hablar de los misterios del Universo, Wall Street intentaba deshebrar los misterios de las tasas de interés a partir de las posiciones de la Reserva Federal.

Coincidiendo con el comienzo de la sesión en Wall Street, el mundo de la ciencia estaba volcado en conocer los nuevos descubrimientos sobre las complejidades de las ondas gravitacionales que sustentan la Teoría de la Relatividad de Einstein.

Esos hallazgos se dieron a conocer en Washington, y también allí, la presidenta de la Reserva Federal (Fed), Janet Yellen, utilizaba también su propia teoría de la relatividad al hablar de la conveniencia o no de subir las tasas de interés.

Es un tema que ha llegado a obsesionar a Wall Street desde hace tiempo. Cada vez que hay una reunión de la Fed para analizarlo se agitan los mercados, ya sea porque esperan algo o porque esperan que no haya nada, y hoy Yellen dio pocas pistas para aclarar misterios.

Mientras en Washington se resolvían misterios cósmicos o se indagaba los más terrenales, en Nueva York los operadores se mesaban los cabellos por una sesión que se estaba yendo de las manos a causa de una caída que parecía algo irracional.

Haciendo honor a su prudencia, Yellen se amparó en los datos económicos que vayan surgiendo para saber si en un futuro subirán las tasas de interés de una forma gradual, como se adoptó en diciembre; si seguirán igual o si irán de nuevo a la baja.

Wall Street siguió de cerca sus explicaciones, y pareció nervioso con la posibilidad de que en algún momento vaya a haber tasas negativas, una posibilidad que, incluso, hasta la Fed está viendo si es legal.

Y si se trata de principios científicos, las bolsas europeas parecieron haber demostrado el principio de la gravedad de Newton por el desplome que tuvieron hoy, aunque, en el caso de Wall Street, que cerró con pérdidas menores, la manzana se quedó a medio camino.

Al final, el Dow Jones de Industriales, el principal indicador de Wall Street, terminó con un descenso del 1,60 %, aunque llegó a estar con una caída mayor cerca del cierre de los mercados europeos.

Habrá que ver si a partir de mañana Wall Street apuesta por la ciencia, y cumple con el Principio de Acción y Reacción que descubrió Newton, para que los mercados puedan rebotar y generar optimismo entre los inversores.

Cargando