¿Cómo afrontar la menopausia sin afectar la vida sexual?

La ginecóloga Laura Baquedano asegura que "el tratamiento hormonal durante la menopausia es la opción más efectiva para paliar los síntomas derivados del cese de la producción hormonal ovárica”

Si tiene más de 45 años y frecuentemente padece sofocos, insomnio o sequedad vaginal, es probable que le haya llegado la menopausia. Pero no por ello debe renunciar a una vida sexual plena, aunque si debe acudir para resolver o mitigar los problemas a los especialistas.

Para la ginecóloga de la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM), Laura Baquedano, durante la pre y la menopausia aumenta el porcentaje de las relaciones sexuales que resultan mermadas.

Según la doctora, “la caída de los estrógenos hace que el epitelio vaginal se adelgace y se vuelva atrófico; por ello, resulta frecuente el dolor con las relaciones sexuales”.

De esta manera, agrega, que las mencionadas molestias constituyen, a su vez, el reflejo inhibitorio más potente del deseo y el interés sexual.

Un tercio en la vida de la mujer

Más de un tercio de la vida de la mujer va a transcurrir en la etapa de la menopausia, por lo que cada vez aumenta el número de mujeres que desean saber más acerca de los cambios hormonales que implica este período.

Cuando surgen este tipo de problemas, lo más recomendable es acudir a un especialista para conseguir un remedio para esta situación. Llegados a este punto surge la siguiente pregunta: ¿acudo a un ginecólogo o a un sexólogo?.

Baquedano señala que el abordaje de las disfunciones sexuales es siempre multidisciplinar: “El ginecólogo se centra más en trastornos de origen orgánico y el sexólogo realiza una valoración más enfocada a las causas funcionales, a la relación de pareja, a las emociones…”.

En definitiva, "el diagnóstico de ambos expertos no son excluyentes, se trata de visiones complementarias de un problema que suele tener un origen multifactorial”.

Todavía, a día de hoy, este tema resulta tabú para muchas mujeres pero, según considera la doctora, “cada vez hay más que han aprendido a vivir su sexualidad como parte integrante de su salud en general”.

La especialista indica que las mujeres se conciencian poco a poco de la prevención y suelen acudir cada vez más a los especialistas cuando su calidad de vida se ve alterada.

Aportanto estrógenos y progesterona

Cuando la mujer decide finalmente acudir a la consulta de un especialista se le suele pautar un tratamiento. No obstante, según indica el presidente de la Fundación Española para el Estudio de la Menopausia (FEEM), Rafael Borrego, “existe un tanto por ciento importante que no lo cumple”.

"La Terapia Hormonal Sustitutiva consiste en aportar los estrógenos (lo que falta al dejar de funcionar los ovarios con normalidad) y, cuando la mujer tiene útero, ha de asociarse también progesterona para evitar la patología a ese nivel”. Se puede administrar en forma de comprimidos, parches o cremas.

La doctora Baquedano asegura que "el tratamiento hormonal durante la menopausia es la opción más efectiva para paliar los síntomas derivados del cese de la producción hormonal ovárica”.

Pese a todos sus beneficios, la ginecóloga subraya que se suele reservar su utilización "para mujeres con una clínica que afecte a su calidad de vida, porque existen potenciales riesgos asociados a utilizarla de manera prolongada".

Tratamientos alternativos

Cuando las pacientes no son candidatas al tratamiento hormonal o los síntomas son más leves, existen otras alternativas de tipo natural mediante la fitoterapia. Éstas son algunas de las que recomienda la doctora:.

1.-Para los sofocos: las isoflavonas de soja, cimicífuga racemosa o extracto de polen.

2.-Si disminuye el deseo sexual: la maca andina, un tubérculo con alto contenido nutritivo. Se suele tomar en cápsulas, pero también se vende en forma de harina.

3.-Dificultad en la conciliación del sueño: lo mejor el trébol rojo o la melisa.

4.-Ante una atrofia vaginal o síndrome genitourinario de la menopausia: utilizar hidratantes vaginales de diversa índole como tratamiento único, o coadyuvantes al tratamiento hormonal local.

Superar esta etapa con éxito

Como casi todas las recomendaciones de los doctores, es muy importante mantener un estilo de vida saludable para favorecer la salud general.

Estos son algunos de los consejos que enumera de forma más detallada Laura Baquedano:.

1.- Limita el consumo de alcohol y cafeína.

2.- Abandona el tabaco.

3.- Mantén un peso acorde a la estatura y realiza ejercicio de forma regular.

4.- Controla las grasas y potencia el consumo de alimentos “cardiosaludables” mediante la ingesta diaria de calcio (1.200-1.500 mg/día) y de vitamina D (a través de la exposición solar), con el fin de proteger tus huesos de la osteoporosis.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio
En vivo

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir