GUATEMALA INDÍGENAS

Indígenas denuncian incumplimiento de los Acuerdos de Paz en Guatemala

El Observatorio de Pueblos Indígenas en Guatemala advirtió hoy que los incumplimientos de los Acuerdos de Paz de 1996 incrementaron la discriminación contra estas comunidades, convertidas en la actualidad en el "rostro de la pobreza" del país.

Así lo manifestó en declaraciones a Efe el director de esta institución, Mario Itzep, quien alertó de los "nubarrones" que se ciernen sobre la población indígena ante la falta de interés aparente del nuevo Gobierno, que tomará posesión el próximo 14 de enero, porque esta problemática "no está en sus prioridades".

Mientras el actual mandatario, Alejandro Maldonado, conmemoraba esta mañana la firma de los acuerdos de paz que pusieron fin a una guerra civil que dejó más de 200.000 muertos y 45.000 desaparecidos, las comunidades indígenas volvieron a denunciar la deplorable situación a la que han sido condenadas por el reiterado incumplimiento de lo pactado.

El porcentaje de cumplimiento, apunta Itzep, se sitúa "entre el 8 % y el 10 %", porque temas como la creación de un ente independiente para la defensa de la mujer indígena o la reducción del racismo y la discriminación no han sido logrados.

No obstante, la gran prioridad sigue siendo una reforma agraria que garantice el acceso a la tierra para los campesinos.

Solo así, subrayó Itzep, se puede frenar la "maquila de la pobreza" que afecta especialmente a las comunidades indígenas.

Entre el 2000 y el 2014, la pobreza total en Guatemala pasó de 56,4 % al 59,3 %, siendo los pueblos aborígenes los más afectados: el 79,2 % de estas comunidades vive en situación de pobreza.

"Ocho de cada 10 personas indígenas viven en pobreza en el país", resaltó el Observatorio de Pueblos Indígenas en un comunicado.

Departamentos de mayoría aborigen, como Quiché, Alta Verapaz o Sololá, tienen tasas de pobreza que en algunos casos superan el 81 %.

En tanto, en las áreas urbanas de Guatemala se han disparado también los índices de pobreza motivados por los "miles de pobres urbanos, muchos de ellos también indígenas, que han migrado a los centros urbanos en búsqueda de nuevas oportunidades", señaló el observatorio.

Para erradicar la pobreza, arguyó Itzep, es prioritario ejecutar una reforma fiscal que eleve la carga tributaria en el país, que actualmente apenas llega al 11 %, cuando para los acuerdos de paz fijaban un mínimo del 13,2 % para el año 2000; así como fortalecer la lucha contra la corrupción que lleva a cabo la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG).

De cara al nuevo año, las comunidades indígenas denuncian "un alza inmoral del precio de los medicamentos y productos nutricionales para la niñez" y exigen medidas que garanticen el derecho a la salud de todos los ciudadanos del país.

Asimismo, alertan de que estarán vigilantes ante las actuaciones del nuevo Ejecutivo, que presidirá por Jimmy Morales, a quién algunas organizaciones indígenas reprocharon sus burlas sobre este grupo social en sus tiempos de cómico.

El Observatorio de Pueblos Indígenas alertó que el futuro Gobierno "no envía ninguna señal de inclusión de la agenda indígena" entre sus prioridades y auguró un "panorama gris para las organizaciones y defensores de los derechos humanos".

"Las primeras señales, al menos por ahora, es que varias de las élites que han detentado el poder en el pasado estarán detrás del próximo Gobierno", sostuvo el observatorio.

Cargando