PANAMÁ CORRUPCIÓN

EEUU dice funcionarios panameños cobraron 1,5 millones de dólares en sobornos

El Gobierno de EE.UU. afirma que funcionarios del anterior Ejecutivo panameño cobraron 1,5 millones de dólares en sobornos por parte de una compañía tecnológica que renovó el software de varias agencias gubernamentales de Panamá, según un escrito judicial al que accedió hoy Efe.

Estas acusaciones se enmarcan en el caso de EE.UU. contra Vicente Eduardo García, un exalto ejecutivo para América de la multinacional de software SAP, que este miércoles fue condenado por una corte de California a un año y diez meses de cárcel por haber sobornado a tres altos funcionarios del Gobierno panameño en 2009.

"El acusado organizó un acuerdo de consultoría falsa, a través del cual pagó sobornos por valor de 1,5 millones de dólares directa o indirectamente a altos funcionarios panameños", destaca el Gobierno de EE.UU. en el escrito que entregó el miércoles a la corte para formalizar sus acusaciones y formular su petición de condena.

El Gobierno de EE.UU. identifica a los funcionarios panameños por letras como "Oficial A", "Oficial B" y "Oficial C", aunque ofrece algunas pistas sobre su relación con las altas esferas de Panamá.

Los individuos identificados con las letras "A" y "B" son altos funcionarios gubernamentales que tienen una influencia "sustancial" en los procesos de elección que lleva a cabo el Gobierno panameño para adjudicar los contratos relacionados con tecnología, detalla la Fiscalía en su escrito.

Mientras las negociaciones continuaron, entre los años 2009 y 2013, apareció en escena el sujeto "C", al que el Gobierno de EE.UU. identifica como un "muy alto funcionario" de Panamá, que además tenía "una gran influencia sobre la concesión de contratos gubernamentales".

El escrito oficial menciona también a un "agente" que hace funciones de lobista e intermediario entre ambas partes, y que es "un pariente cercano" del sujeto identificado como el "Oficial C".

Un portavoz del Departamento de Justicia, Peter Carr, afirmó que la investigación sigue abierta, pero por ello mismo rechazó identificar a los funcionarios panameños implicados.

Tras pagar los sobornos por un valor total de 1,5 millones de dólares, el condenado logró el contrato para que el Gobierno actualizara su tecnología y que estaba valorado en 14,5 millones de dólares, en los que se incluían 2,1 millones para licencias de programas informáticos de la multinacional de software del acusado.

Vicente Eduardo García, de 65 años y residente en Miami (Florida), había admitido el pasado mes de agosto haber participado en esta trama de sobornos con el fin de asegurar que el anterior Gobierno panameño "concediera contratos tecnológicos a SAP".

Su confesión le permitió alcanzar un acuerdo amistoso con la Comisión del Mercado de Valores (SEC), responsable de regular las bolsas de EE.UU., que había presentado cargos civiles contra él, por el que se comprometió a abonar una multa de 92.395 dólares.

Estados Unidos juzgó estos hechos de acuerdo con la ley sobre prácticas de corrupción en el extranjero ("Foreign Corrupt Practices Act"), al estar en ellos involucrado un ciudadano estadounidense y una empresa que cotiza en la bolsa de Nueva York.

Cargando