La UCI ensayará el uso de frenos de disco en la temporada 2016

El español Markel Irizar fue el primer ciclista en utilizar los frenos de disco en una carrera World Tour.

Los frenos de disco en las bicicletas estarán permitidos en todos los equipos profesionales a partir de la próxima temporada, según la decisión tomada por la Unión Ciclista Internacional (UCI).

La Federación internacional llegó a tal decisión tras los acuerdos alcanzados con corredores, mecánicos, organizadores, proveedores de servicios de asistencia neutra, equipos y la industria de la bicicleta, en este caso representada por la Federación Mundial de Industrias de Artículos Deportivos (WFSGI).

Las pruebas con frenos de disco, que ya se han realizado en algunas carreras de la temporada recién terminada, seguirán en las carreras de carretera profesionales en 2016.

Los primeros ensayos tuvieron lugar ya en los meses de agosto y septiembre de 2015, cuando se dio a los equipos UCI WorldTour la oportunidad de utilizar bicicletas con frenos de disco en dos carreras de su elección.

Durante toda la temporada, la UCI hará un seguimiento del uso de los frenos de disco antes de homologarlo de manera oficial en 2017.

Para ello, la UCI ha modificado los artículos 1.3.017 y 1.3.020 del Reglamento del Deporte Ciclista relativo a cuadros y horquillas, cambios que serán operativos a partir del 1 de enero de 2016.

El ciclista guipuzcoano Markel Irizar (Trek) fue el primer ciclista en utilizar los frenos de disco en una carrera World Tour, concretamente en la sexta etapa de la pasada Vuelta a España.

"Mejora la frenada con respecto a las zapatas de freno habituales. Aunque hay gente que puede considerar que pesan mucho, son solo cuatrocientos gramos y muchas veces tenemos que lastrar las bicicletas para llevar los 6,8 kilogramos exigidos por la UCI", dijo entonces Irízar.

Cargando