Veto a las armas de juguete en algunas tiendas de Francia

Los juguetes más realistas fueron retirados de algunas tiendas para evitar "ser fuente de confusiones" con las fuerzas públicas.

La cadena Toys'r'Us ha ordenado a sus 48 tiendas en Francia retirar la venta de armas de juguete para evitar "ser fuente de confusión" para las fuerzas del orden, mientras que otras como JouéClub ha suprimido los artículos más realistas, indicaron hoy los medios locales.

El email enviado por la dirección general de Toys'r'Us a sus centros en el país, una semana después de los ataques que provocaron 130 muertos en París, exige retirar más de 20 referencias de sus estanterías y de Internet, aunque mantiene las espadas láser y las pistolas de agua, precisa el diario "Le Parisien".

JouéClub, por su parte, ha dejado de exponer al público los juguetes más realistas, pero no clásicos como los estuches del oeste y de la policía, y el año que viene, según su presidente director general, Alain Bourgeois-Muller, prevé quitar de su catálogo las copias de armas de combate.

Un padre enfadado por haber encontrado una copia de juguete de un kalashnikov en la cadena de supermercados Simply Market lanzó en la red social Facebook la iniciativa "Paremos las armas ficticias para niños" para instaurar el debate sobre el interés de ofrecer ese tipo de productos a los menores.

Apoyado por unas 150 personas, volcó su sorpresa en las redes después de que ese establecimiento le dijera que no podía dejar de vender ese producto, cuya oferta se extiende a todo el territorio nacional.

"Blandir un arma de plástico en la calle en Francia es un delito que puede acarrear una multa. ¿Por qué proponer su venta en las tiendas" se pregunta en "Le Parisien" el diputado ecologista Fernando Oliveira, que respalda ese movimiento ciudadano.

Cargando