BRASIL FRANCIA

La presidenta de Brasil recibe este domingo al ministro francés de Exteriores

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, recibirá el próximo domingo al ministro francés de Exteriores, Laurent Fabius, en el Palacio de la Alvorada, su residencia oficial en la capital del país, anunció hoy el Gobierno de Brasil.

Fabius, que se encontraba hoy en India, está realizando una gira que además de Brasil le llevará a Sudáfrica y Canadá con motivo de los preparativos de la cumbre del cambio climático, la COP21, que tendrá lugar en París a partir del próximo 30 de noviembre.

La visita de Fabius a Brasil se produce mientras Francia ha prorrogado el estado de emergencia a raíz de los atentados terroristas de la semana pasada en París.

El canciller francés es el presidente de la vigésima primera Conferencia de las Partes sobre el Cambio Climático, que se inaugurará en París el 30 de noviembre con una gran cumbre de jefes de Estado y de Gobierno y se desarrollará, como mínimo, hasta el 11 de diciembre.

La propia Rousseff tiene previsto viajar a París para asistir a la COP21 y lo hará acompañada de una numerosa delegación, que integrarán entre otros los ministros de Relaciones Exteriores y de Medio Ambiente.

La jefa de Estado anticipó las metas que presentará Brasil en París el pasado 27 de septiembre, en su intervención ante la Asamblea General de las Naciones Unidas.

El objetivo de Brasil, según la mandataria, será reducir sus emisiones de gases contaminantes en un 37 % para 2025 con relación a los niveles de 2005 y agregó que esa rebaja puede llegar al 43 % para 2030.

En ese sentido, indicó que Brasil garantizará que las energías renovables, incluida la hidráulica, representen el 45 % de la red de generación del país, frente a la media global del 13 %.

También ratificó que durante la próxima década la intención de Brasil es eliminar por completo la tala ilegal en la Amazonía y contrarrestar las emisiones de la deforestación autorizada.

En el mismo marco, Brasil se propone recuperar hasta el 2025 un área de 12 millones de hectáreas degradadas.

Cargando