FRANCIA TERRORISMO

UE ve urgente intercambio datos de ciudadanos con EEUU tras ataques en París

Los atentados en París plantean a la Unión Europea (UE) y Estados Unidos la urgencia de llegar a un acuerdo sobre el intercambio de datos personales de sus ciudadanos, aseguró hoy en Washington la comisaria europea de Justicia, Consumo e Igualdad de Género, Vera Jourová.

El múltiple atentado, que dejó el pasado viernes al menos 129 muertos y más de 350 heridos, "nos ha recordado cuán relevante y urgente es garantizar la seguridad", para lo que se hace imprescindible un acuerdo sobre la transferencia de datos, dijo Jourová en el centro de estudios Brookings de Washington.

La vigilancia de la red y la transmisión de información son dos pilares para la cooperación internacional en la lucha contra el terrorismo y para la "prevención y erradicación de la radicalización", ya que internet, junto con las prisiones, es el punto por el cual jóvenes europeos entran en contacto con el grupo yihadista Estado Islámico (EI), según la política checa.

Sin embargo, Jourová, que representa a Europa en las negociaciones con EE.UU., pidió "no dejarse llevar por la ira" que desemboca en el odio, sino "combatir la discriminación en las sociedades, en especial desde la educación".

La comisaria apeló a los "fuertes vínculos de solidaridad y cooperación" para retomar las conversaciones sobre un nuevo acuerdo de intercambio de datos, objetivo de su visita a Washington, prevista con anterioridad a los atentados en París.

El pasado 6 de octubre, una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea invalidó una decisión de la Comisión Europea que declaraba que EE.UU. garantiza una protección adecuada de los datos personales y avalaba la transferencia de esa información.

La sentencia "decepcionó profundamente" a la secretaria de Comercio de EE.UU., Penny Pritzker, con quien la comisaria europea se reúne hoy.

La principal preocupación de la UE ahora es "la garantía del derecho fundamental a la protección de información personal, tanto dentro como fuera del espacio comunitario", según Jourová.

Para ello, considera imprescindible "mejorar las medidas para la confiscación de bienes y el intercambio de información relevante que puede permitir la detección de ataques", pero sin que se viole la privacidad ni la libertad de expresión, defendió Jourová.

La comisaria se propuso en su discurso "disipar los malentendidos" respecto la invalidación del tratado de transferencia de información por parte de la Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE).

En primer lugar, aclaró que la sentencia no juzga un asunto interno de EE.UU. sino que pauta las relaciones exteriores de la UE con los demás países en lo que respecta al intercambio de datos.

Por otro lado, recordó que el Tribunal Superior de Justicia de cada uno de los Estados miembros de la UE son los responsables últimos de sus respectivos territorios, aunque estos pueden apelar al TJUE.

El nuevo acuerdo "cubrirá un espectro más amplio de temas" y "aclarará las excepciones y limitaciones" del intercambio de datos personales, en especial las difusión con propósitos comerciales.

Con todo, la comisaria dijo confiar en que las negociaciones lleguen a buen puerto antes de enero, mes fijado como fecha límite, ya que "el acuerdo es esencial para la cooperación internacional, la lucha contra el terrorismo, los negocios y las personas" y existe "voluntad política" de ambas partes para alcanzarlo.

Cargando