COSTA RICA CUBA

Costa Rica tramita refugio para 14 cubanos y extenderá vigencia de visas

El Gobierno de Costa Rica informó hoy que tramita el estatus de refugiado para 14 cubanos integrantes de una oleada de casi 2.000 que está varada en el país por la decisión de Nicaragua de cerrarle la frontera.

La directora de Migración y Extranjería, Kathya Rodríguez, explicó en una conferencia de prensa que se trata de cuatro familias cubanas, diez adultos y cuatro niños, quienes se encuentran en San José bajo la protección de las autoridades.

Desde el pasado sábado Costa Rica ha otorgado cerca de 2.000 visas de tránsito, con una validez de 7 días, para los cubanos que llegaron hasta la frontera con Panamá y que aseguran que su destino final es Estados Unidos.

Sin embargo, al llegar a Peñas Blancas, frontera entre Costa Rica y Nicaragua, el Gobierno nicaragüense les ha negado la entrada y la tarde del domingo repelió con el ejército a unos 800 cubanos que intentaron ingresar irregularmente.

La directora de Migración de Costa Rica aseguró que en Peñas Blancas se han habilitado albergues para que los cubanos reciban asistencia humanitaria por parte de organizaciones internacionales, de socorro, la sociedad civil e instituciones estatales.

Rodríguez dijo que los derechos de los inmigrantes serán resguardados y que si la situación no se soluciona en los 7 días de vigencia de la visa, ese plazo será extendido.

"Las visas se les dieron por un plazo de siete días, pero no debe haber preocupación para estas personas porque haremos las prórrogas respectivas", manifestó.

Los cubanos, que portan pasaporte, afirman haber llegado a Costa Rica tras una travesía que los llevó primero a Ecuador por aire y luego a Colombia y Panamá por mar y tierra, en condición migratoria irregular.

Su objetivo es continuar por los países centroamericanos y México hasta llegar a Estados Unidos.

El Gobierno nicaragüense acusó a Costa Rica el domingo de causar una crisis humanitaria al "lanzar" a los cubanos hacia su territorio.

Costa Rica ha rechazado estas acusaciones al afirmar que se ha apegado a la legislación internacional sobre inmigrantes y derechos humanos, y al mismo tiempo deploró el uso del ejército nicaragüense contra una población civil, entre la que hay mujeres embarazadas y niños.

Cargando