BOLSA WALL STREET (Comentario)

Jornada aburrida en Wall Street, con espíritu castrense

Los uniformes militares adornaron hoy el final de la sesión de la Bolsa de Nueva York, en una jornada de Wall Street aburrida, pendiente de muchas cosas que habrá el resto de la semana y con una apuesta curiosa por el número 0,32.

Nueva York, 11 nov (EFE).- Los uniformes militares adornaron hoy el final de la sesión de la Bolsa de Nueva York, en una jornada de Wall Street aburrida, pendiente de muchas cosas que habrá el resto de la semana y con una apuesta curiosa por el número 0,32.

Ese fue el porcentaje de descenso que tuvieron los tres índices más importantes del mercado bursátil, el Dow Jones de Industriales, el selectivo S&P 500 y el índice compuesto del mercado Nasdaq.

Tuvieron una evolución muy parecida a lo largo de la jornada, con el Nasdaq despegado un poco hacia arriba a media sesión, pero al final se pusieron de acuerdo los tres, y para confirmar la jornada insustancial, perdieron lo mismo.

Quizás porque al cierre de la sesión de hoy el parqué de la Bolsa de Nueva York (NYSE) estaba lleno de militares y veteranos, que dieron el campanazo del final de la sesión en la NSYE, y a lo mejor los indicadores se pusieron firmes y acabaron igual.

Fue de bajo volumen la sesión porque, aunque para Wall Street hoy no era fiesta, sí lo fue para gran parte del país, por lo que los operadores trabajaron a medio ritmo. Además, estuvo cerrado el mercado de bonos.

Sí se siguió de cerca la evolución de la cadena de almacenes de ropa y complementos Macy's, que perdió un 14 %, después de dar a conocer unos malos resultados de ventas trimestrales.

El dato puede ser preocupante porque indicaría una retracción en el consumo, por una parte, y también en la llegada de turistas, que suelen pasear por las calles de Nueva York luciendo las bolsas con el logo de la famosa y lujosa tienda.

El jueves se verá si lo que le pasó a Macy's le ha ocurrido a otras firmas del sector que también darán a conocer sus resultados trimestrales. Al fin y al cabo, el sector minorista siempre es una buena pista sobre la marcha de la economía.

La jornada de hoy fue entonces de trámite, para llenar baterías y esperar el resto de la semana.

El jueves habrá seis directivos de la Reserva Federal (Fed) (incluyendo su presidenta, Janet Yellen) que pronunciarán discursos en distintos foros, lo que, como de costumbre, generará ansiedad en Wall Street.

También se espera que el jueves se dé a conocer el nivel semanal de peticiones de desempleo, un dato que, según evolucione, puede determinar el accionar de la Fed sobre las tasas de interés en su reunión de mediados de diciembre.

En suma, hoy fue una jornada de esperas, y de himnos.

Cargando