EEUU OLEODUCTO CANADÁ

Canadá expresa decepción pero dice respetar decisión de Obama sobre oleoducto

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, dijo hoy estar "decepcionado" por el rechazo del Gobierno estadounidense a la construcción del oleoducto Keystone XL, pero añadió que respeta "el derecho" de EE.U. a tomar esa decisión.

"Estamos decepcionados por la decisión pero respetamos el derecho de Estados Unidos a tomarla", expresó en un comunicado el primer ministro canadiense.

"La relación entre Canadá y Estados Unidos es superior que cualquier proyecto y espero un nuevo inicio con el presidente (Barack) Obama para fortalecer nuestros excepcionales vínculos en espíritu de amistad y cooperación", añadió Trudeau.

"El Gobierno de Canadá trabajará junto con las provincias, territorios y países con la misma mentalidad para combatir el cambio climático, adaptarse a sus impactos y crear los empleos limpios del mañana", agregó.

El anterior Gobierno canadiense, encabezado por el conservador Stephen Harper, había presionado durante años a las autoridades estadounidenses para que aprobaran el proyecto del oleoducto Keystone XL, que debía transportar petróleo canadiense a las refinerías de Estados Unidos.

Harper llegó a amenazar a Estados Unidos si no aprobaba el oleoducto y dijo que no aceptaría una negativa de Washington al proyecto, al mismo tiempo que sacó a Canadá del Protocolo de Kioto para poder explotar con total libertad los yacimientos petrolíferos del país.

Los analistas han señalado que la negativa de Harper de actuar contra el cambio climático y las inusuales presiones contra la administración de Obama fueron las principales razones por las que Washington bloqueó durante años el proyecto y finalmente decidió negar su aprobación.

Cargando