MARRUECOS POLÍTICA
MARRUECOS POLÍTICA

El recuerdo de Ben Barka sigue vivo 50 años después de su desaparición

Cientos de personas se reunieron en la Biblioteca Nacional en Rabat para rendir homenaje a Mehdi Ben Barka, el desaparecido opositor secuestrado en París en 1965, y que hoy 50 años después sigue vivo en la memoria de los marroquíes.

La sala donde tuvo lugar el acto estaba llena de gente, y se colocaron dos pantallas plasma, una en el hall y otra fuera de la biblioteca, con sillas adicionales para que los participantes, muchos activistas de izquierdas y dirigentes de partidos políticos, pudiesen seguir el discurso de los intervinientes.

Jalil Tlimat, un antiguo miembro del partido Unión Socialista de Fuerzas Populares (USFP) que asistió al homenaje de Ben Barka, dijo a Efe que el Estado, los partidos políticos y la sociedad civil deben hacer un gran esfuerzo para desvelar la verdad sobre la desaparición de Ben Barka, lo que según él constituirá un "gran éxito".

"Es inaceptable que este caso dure tanto. Los que vivieron en aquella época y fueron testigos de lo que pasó a Ben Barka deben desvelar la verdad", apuntó Tlimat.

Entre las alocuciones que esta tarde se escucharon en el homenaje de Ben Barka destacó la de Abderram Yusufi, dirigente socialista del partido Unión Nacional de Fuerzas Populares (UNFP), y ex primer ministro del Gobierno de Marruecos desde febrero de 1998 hasta septiembre de 2002.

El histórico líder estuvo junto a Ben Barka en 1959 en la constitución de la UNFP, e incluso fue abogado de la acusación civil en el proceso subsiguiente a la desaparición de su camarada.

El 29 de octubre de 1965, Mehdi Ben Barka fue secuestrado a plena luz del día a las puertas de una cervecería en París.

Se dice que fue trasladado a un chalet de las afueras de la capital, donde se cree que fue torturado hasta la muerte por el general Mohamed Ufkir, entonces ministro del Interior de Marruecos.

Según el testimonio del agente marroquí Ahmed Bujari, que concedió una entrevista a Le Monde en junio de 2001 y posteriormente publicó un libro sobre el asunto, el cuerpo de Ben Barka fue disuelto en una cuba de ácido la noche del 31 de octubre en un centro de detención de Rabat.

En 2009, el escritor francés Georges Fleury afirmó estar en posesión de documentos que prueban la existencia de un informe policial en el que se menciona que los restos del opositor marroquí fueron quemados.

En 2010, el Gobierno francés ordenó la desclasificación de documentos secretos reclamados por la Justicia en la investigación de la desaparición del opositor marroquí.

A día de hoy, el caso Ben Barka sigue siendo un misterio.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir