"Pude haberle dado un poco más de guerra": Tsonga

El francés elogió a su rival, Novak Djokovic por conseguir nueve títulos en lo corrido del 2015.

El francés Jo-Wilfried Tsonga, que este domingo cayó derrotado en la final del Másters 1000 de Shanghái ante el serbio Novak Djokovic por 6-2 y 6-4, reconoció que se sintió falto de energía tras el duelo de semifinales contra el español Rafael Nadal, y que eso, ante el mejor del mundo en estos momentos es imperdonable.

Tras perder una final, que podría haberle supuesto el tercer título de un Másters 1000 de su carrera (tras París 2008 y Toronto 2014), el francés admitió que "siempre hay un poco de decepción".

"Podría haberle dado un poco más de cuerda (un poco más de guerra), pero era complicado, él jugaba muy, muy bien, y hoy yo no podía dar ya mucho más de lo que di. Dí todo lo que tenía", aseguró.

"En el primer set todo fue bastante rápido, y desde el comienzo, no era fácil mantener el ritmo", reconoció.

"En el segundo he servido mucho mejor, y eso me permitió hacerle dudar un poquito, pero finalmente me caí a partir de la rotura, y ahí se acabó todo", analizó Tsonga.

"Es una pena, porque si hubiera tenido un poquito más de energía le habría podido molestar un poquito más, pero hoy no era fácil", reiteró el francés que recalcó que tras el encuentro contra Nadal "servía con un poquito menos de energía que los días anteriores".

"No era fácil, porque no tenía demasiada energía en el servicio, y tampoco soy yo precisamente el mejor del mundo a la hora de devolver, así que si no tengo la velocidad ni un buen porcentaje en el primer saque, la pelota regresa todo el tiempo, larga... y él ha jugado extremadamente pegado y largo, y así es muy difícil desbordarlo", explicó.

En efecto, el servicio de Tsonga rondó este domingo los 200 kilómetros por hora, mientras que el sábado llegó a alcanzar "entre 215 y 220", lo que hacía mucho más difícil devolver bien, como puntualizó el propio Nadal tras su derrota.

"A 200 hoy no bastaba", admitió Tsonga. "Creo que mis armas en un partido como este son perturbarle ganando mi servicio, y después cambiarle el ritmo, engañarle un poco... porque en los intercambios él es mucho más fuerte que yo, y hoy estuvo claro que tuve que jugar contra él así".

El francés, que se enfrentó por primera vez a "Nole" a los 11 años, elogió a Djokovic por haber estado en prácticamente en todas las finales importantes del año, salvo Doha, y haber ganado nueve de ellas.

"Eso es algo difícil de hacer, y él puede. No hay muchos que puedan hacer eso, es realmente impresionante", dijo.

"No hay mucho que decir", opinó, "está jugando mucho mejor que todo el mundo, es muy constante, y tienes que estar en tu mejor forma para ganarle, de cualquier manera, y como todo el mundo sabe, no es fácil jugar tu mejor tenis en cada partido", añadió.

"Creo que su nivel es simplemente mejor que el de nadie más por el momento", zanjó.

Tsonga dijo que estaba muy satisfecho de volver a su mejor nivel. "Me da energía para seguir trabajando duro y tratar de conseguir más cosas buenas", como aspirar a jugar en la Copa Másters, lo que le permitiría la oportunidad de sumar más puntos y llegar con una mejor cosecha a la próxima temporada.

Cargando