ONU ASAMBLEA

Los líderes del G4 insistirán en reforma del Consejo de Seguridad de la ONU

Los líderes de Alemania, Brasil, Japón e India, miembros del llamado Grupo de los Cuatro (G4), aprovecharán el marco de la Asamblea General de la ONU para insistir en una reforma y ampliación del Consejo de Seguridad, informaron hoy fuentes oficiales brasileñas.

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, tiene previsto viajar hacia Nueva York mañana para asistir a la Cumbre de Desarrollo Sostenible, que comenzará el próximo viernes, y a la Asamblea General de la ONU, que será inaugurada el lunes.

El subsecretario del departamento de Política de la cancillería brasileña, Fernando Simas, explicó hoy en rueda de prensa que, el sábado, Rousseff se reunirá en Nueva York con la canciller alemana, Ángela Merkel; el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, y el presidente de la India, Pranab Mukherjee.

En ese encuentro, que concluirá con la redacción de un documento conjunto, los países del G4 insistirán en la necesidad de que la ONU profundice y avance en la negociación para una reforma del Consejo de Seguridad que implique una ampliación del número de miembros permanentes y no permanentes, dijo Simas.

El Consejo de Seguridad de la ONU cuenta desde su creación con cinco miembros permanentes, que tienen derecho a veto (Estados Unidos, Rusia, China, Reino Unido y Francia), y con diez no permanentes que tienen mandatos de dos años.

El domingo, Rousseff asistirá a un almuerzo ofrecido por el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, junto con los líderes de Perú, Ollanta Humala, y Francia, François Hollande, en el que serán tratados algunos aspectos relativos a la Conferencia sobre el Cambio Climático (COP21) que se celebrará en diciembre en París.

Simas también informó de que, en su discurso ante la Cumbre de Desarrollo, el próximo domingo en Nueva York, Rousseff anticipará algunos puntos de la Contribución Prevista Determinada a Nivel Nacional (INDC, por su sigla en inglés) que Brasil presentará en la COP21 de París.

"Será una oferta muy ambiciosa", declaró el diplomático, aunque declinó ofrecer detalles sobre el compromiso que adoptará Brasil.

Rousseff ya adelantó algunos de los puntos que contendrá la propuesta brasileña en agosto pasado, durante una visita a Brasilia de Merkel.

Según dijo entonces la mandataria, Brasil se comprometerá a reducir a cero la deforestación ilegal en la Amazonía para 2030, a restaurar doce millones de hectáreas devastadas en esa misma región y a "neutralizar" las emisiones de gases contaminantes debidas a la tala de bosques.

Cargando