BOLSA SAO PAULO (Comentario)

La Bolsa de Sao Paulo encadena su cuarta caída y el dólar continúa en máximos

El índice Ibovespa de la Bolsa de Sao Paulo cayó hoy un 2 %, hasta situarse en los 45.340 puntos y encadenó así su cuarta caída consecutiva, mientras que el valor del dólar volvió a alcanzar un nuevo récord en Brasil.

El sector siderúrgico fue uno de los grandes perjudicados esta jornada, lastrado por el empeoramiento de los datos de la economía china, principal destino de las exportaciones de materias primas brasileñas.

Las acciones ordinarias de la Siderúrgica Nacional se desplomaron un 19,34 % y lideraron las pérdidas, seguidas de las preferenciales de Usiminas, que experimentaron una caída de 14,32 %.

Los papeles preferenciales de la petrolera estatal Petrobras, la mayor empresa de Brasil y uno de los buques insignia de la bolsa, retrocedieron un 2,15 % y fueron los más negociados, con una participación en el volumen financiero del 6,98 %.

En el lado de las ganancias, despuntaron los títulos preferenciales de la petroquímica Braskem, que subieron un 4,33 %, por delante de los ordinarios de la mayor exportadora del mundo de carne, JBS, que avanzaron un 3,66 %.

En el conjunto del mercado se negociaron 1.081.276 acciones de compraventa, en las que cambiaron de manos 7.086 millones de reales (unos 1.707 millones de dólares).

En el mercado de cambio, el real brasileño se depreció un 2,36 % frente al dólar, moneda que cerró la jornada negociada a 4,149 reales para la compra y 4,151 reales para la venta en el tipo de cambio comercial, a pesar de la intervención del Banco Central de Brasil.

El dólar llegó la víspera a su mayor nivel desde que fue creado el real, en 1994, y renovó hoy su máxima. En lo que va de año la moneda brasileña acumula una depreciación de más del 54 %.

Ante la escalada del billete verde, el ente emisor anunció tres operaciones para inyectar recursos en el mercado entre ellas una colocación de "swaps" (seguros ante posibles subidas de tipos), en las que ofrece dólares en el mercado futuro.

En este sentido, el ministro de Hacienda de Brasil, Joaquim Levy, consideró que la fuerte volatilidad que sufre la moneda del país será temporal y confió en una mayor "estabilidad" del dólar.

Levy dijo a periodistas que las turbulencias cambiarias "no son un problema solo de Brasil", pero manifestó su esperanza en que las medidas de ajuste fiscal adoptadas por el Gobierno ayudarán a traer más "tranquilidad" a los mercados financieros en el país.

Cargando