YIHADISMO LIBIA

Rama libia del Estado Islámico anuncia la ejecución de "un espía" tunecino

La rama libia del grupo autoproclamado Estado Islámico aseguró hoy haber ejecutado a un ciudadano tunecino al que identificó como Saleh Mohamed El hadaoui y acusó de espiar para el Ejército libio.

La noticia de la supuesta ejecución, que no ha sido confirmada ni desmentida aún por el gobierno tunecino, fue difundida a través de las redes sociales junto a unas fotografías cuya autenticidad se está investigando.

La rama libia del EI ya anunció el pasado enero la ejecución de dos periodistas tunecinos desaparecidos desde septiembre de 2014, una información desmentida en varias ocasiones por las autoridades tunecinas, la última la semana pasada.

La noticia del presunto ajusticiamiento se produce apenas tres días después de que las autoridades tunecinas detuvieran en la frontera común a seis radicales locales que al parecer pertenecían al grupo yihadista "Ansar al Sharia" y trataban de infiltrarse en Libia para unirse al EI.

Libia es un estado fallido, víctima del caos y la guerra civil, desde que en 2011 fuerzas rebeldes apoyadas militarmente por la comunidad internacional lograran derrocar el régimen tiránico de Muamar el Gadafi.

Desde entonces, el país está dividido, con un Gobierno rebelde en Trípoli y otro internacionalmente reconocido en Tobruk, que luchan por el control de los recursos naturales apoyados por miembros del antiguo régimen gadafista, islamistas, líderes tribales y señores de la guerra.

El enfrentamiento es aprovechado por diferentes grupos yihadistas, que en los últimos meses han ganado terreno, poder e influencia y extendido con ello la inestabilidad y la inseguridad por todo el norte de África.

Cargando