URUGUAY HUELGA

Maestros uruguayos volverán a la huelga para reclamar mejoras salariales

Los maestros uruguayos harán una huelga de 24 horas en todo el país el próximo 17 de septiembre para reclamar que en el presupuesto del Estado para 2015-2020 se incluya una mejora de su salario, informó hoy a Efe la secretaria general de la Asociación de Maestros de Uruguay (Ademu), Raquel Bruschera.

En paralelo a esta medida todos los gremios públicos y privados del país están convocados a realizar un paro parcial de cuatro horas para reclamar mejoras en el presupuesto nacional así como en las negociaciones de los consejos de salarios, una decisión adoptada por la central sindical PIT-CNT.

Sobre las reclamaciones de los maestros, Bruschera señaló que el Gobierno les propone un aumento de sueldo en el cual se contempla el incremento en el índice de precios (en los últimos doce meses un 9,4 %) más un 3,5 % anual en 2016 y 2017, además de la promesa de que esta última subida se mantenga el resto de los años hasta 2020.

En este sentido, Ademu considera insuficiente el incremento salarial ofrecido por el Gobierno y solicita que la subida anual de los emolumentos de los docentes se sitúe entorno al 8 % durante los cinco próximos años.

El proyecto de ley del presupuesto nacional para el quinquenio fue entregado por el Ejecutivo para su consideración en el Parlamento el pasado 31 de agosto, por lo que Bruschera estima que tienen hasta final de año para lograr que el Gobierno acceda a sus peticiones.

Los docentes uruguayos han realizado continuos paros parciales y totales en los últimos meses, lo cual ha provocado que los alumnos no vayan a tener las habituales vacaciones escolares de primavera, de una semana de duración, con el fin de compensar las jornadas de huelga.

De hecho, el Gobierno uruguayo decretó a finales del mes pasado la esencialidad en la educación, que establecía la obligatoriedad de concurrir al trabajo y limitaba el derecho de huelga en el sector y que revocó el pasado 31 de agosto.

Bruschera justifica las acciones de los gremios de la enseñanza al argumentar que muchos docentes abandonan el sector debido a los bajos salarios y opinó que en el futuro esta situación puede agravarse y producirse una carencia de docentes, lo cual "sería mucho peor para los niños", valoró.

Otra de las medidas de presión de los maestros es la de trabajar "a reglamento", es decir, que todo lo referido a las reuniones con los padres, corrección de exámenes o deberes y actividades similares lo hacen únicamente en su horario de trabajo, dado que reclaman que no se les remunera el trabajo que hacen en sus casas.

La secretaria general de Ademu estimó que los docentes hacen un promedio de dos horas diarias de trabajo en su casa.

Cargando