ESPAÑA TOROS

Ventura, lío de cuatro orejas y un rabo en Albacete, a hombros con Munera

El rejoneador Diego Ventura formó hoy un auténtico lío en Albacete, con un triunfo rotundo de cuatro orejas y un rabo, y salió a hombros junto al jinete local, Juan Manuel Munera, que logró dos apéndices de cada toro de su lote.

FICHA DEL FESTEJO.- Seis toros reglamentariamente despuntados para rejones de El Capea, de buen juego en distintos grados. Destacó el tercero. También fueron buenos primero, quinto y sexto.

Sergio Galán: rejón (oreja); y rejón trasero y, pie a tierra, diez descabellos (silencio).

Diego Ventura: rejón (dos orejas y rabo); y rejón (dos orejas).

Juan Manuel Munera, que tomaba la alternativa: rejón ligeramente trasero (oreja); y rejón trasero y descabello (oreja).

La plaza registró un lleno en los tendidos en tarde agradable.

-----------------

HISTÓRICO VENTURA

El nombre de la tarde fue, sin duda, Diego Ventura, que logró un rotundo éxito de cuatro orejas y un rabo en una tarde ya para el recuerdo en Albacete.

A su primero le formó un auténtico lío. Una faena de las grandes, en la que Ventura estuvo cumbre de principio a fin, demostrando su magistral doma y, sobre todo, su extraordinaria cuadrilla, brillando a lomos de "Nazarí", con el que realizó galopes muy emocionantes, de "Milagro", con quiebros espectaculares y banderillas arriba y muy reunidas, en un epílogo con "Remate". Mató a la primera y cortó el rabo.

En el quinto volvió a brillar el hispanoluso en una labor emocionante y de notable calado en los tendidos, a los que deleitó, esta vez, sobre "Sueño" y "Chalana". Otras dos orejas para él.

Juan Manuel Munera tomó la alternativa en su tierra, Albacete, demostrando el concepto clásico y sin concesiones que atesora, muy pulcro en todas la suertes y dejando constancia que el rejoneo que lleva dentro es el bueno, el de verdad.

Así estuvo Munera con el toro el doctorado, al que cortó una oreja después de una actuación brillante y más que digna, que le valió para cortar una oreja.

Igual de sobrio anduvo Munera con el sexto para el disfrute de sus paisanos, que obviaron el descabello final para concederle otra oreja y poder salir a hombros junto a Ventura.

Galán rayó a buen nivel en su primero, al que cuajó una faena clásica y nada efectista, con momentos de notable interés con "Trópico" y, sobre todo, con "Amuleto" en banderillas, haciendo las delicias del respetable albaceteño, que vibró también con él en un valiente epílogo con las cortas. Cortó una oreja.

En el quinto también estuvo bien Galán, en otra faena pulcra y sin concesiones, aunque malograda a última hora con el descabello. Del triunfo al silencio. Una pena.

Cargando