COLOMBIA D.HUMANOS

Premian en Colombia a activistas y organizaciones defensoras derechos humanos

Una lideresa afrodescendiente, una madre cuyo hijo sufrió desaparición forzada y tres organizaciones civiles recibieron hoy el Premio Nacional a la Defensa de los Derechos Humanos en Colombia, creado por la fundación sueca Diakonia.

Francia Elena Márquez, lideresa afro en el municipio de Buenos Aires del departamento de Cauca (suroeste), fue la galardonada en la categoría "Defensor o defensora del año", y Fabiola Lalinde recibió el galardón por "Toda una vida" en esta IV edición.

En la categoría "Proceso colectivo del año", en sus menciones comunitario y ONG, fueron distinguidas "Mujeres Caminando por la Verdad" y la "Corporación Social para la Asesoría y Capacitación Comunitaria" (Cos-pacc), esta última por sus trabajos de denuncia, asesoría jurídica y acompañamiento a víctimas de crímenes de Estado.

El "Consejo comunitario mayor de la asociación campesina integral del Atrato" (Cocomacia), con una trayectoria de 35 años denunciando las violaciones de los derechos humanos que sufrían habitantes del municipio de Medio Atrato del departamento de Chocó (noroeste), compartió con Lalinde el premio "Toda una vida" en su versión institución.

Márquez fue premiada por su defensa de los derechos étnicos y territoriales de las comunidades afrodescendientes, en tanto que Lalinde fue reconocida por la lucha que emprendió en 1984 tras la desaparición de uno de sus hijos en Antioquia, que llamó "Operación Cirirí" y la convirtió en símbolo de la búsqueda de verdad y justicia.

De Medellín proviene la organización "Mujeres Caminando por la Verdad", que representa a cerca de 25 damas que buscan a sus familiares desaparecidos en "La Escombrera", el sector de esa ciudad donde que se desarrolla la mayor exhumación hecha en el país.

El director nacional del Programa Colombia Diakonia, César Grajales, destacó que estos programas contribuyen a la paz del país, que, a su juicio, será posible cuando los derechos de mujeres, niños, comunidades desplazadas y territorios, sean garantizados.

"Cuando uno se acerca a las experiencias y el trabajo de los nominados encuentra una amalgama densa y profunda de construcciones para cimentar la democracia, construir justicia, hacer posible la paz y encaminarnos hacia la reconciliación", manifestó Grajales.

Los ganadores, premiados con máscaras y tejidos elaborados por el pueblo indígena Kamentsá, fueron elegidos por siete jurados colombianos, tres estadounidenses, uno europeo y tres más latinoamericanos.

Diakonia, que tiene su sede central en Estocolmo y está formada por las iglesias libres de Suecia, trabaja en 35 países de Asia, África y América Latina y se dedica a fomentar la democracia, así como a la promoción y defensa de los derechos humanos.

Cargando