OLIMPISMO RÍO 2016

El aeropuerto del centro de Río parará durante las pruebas olímpicas de vela

Uno de los aeropuertos de Río de Janeiro suspenderá operaciones durante varias horas al día durante la celebración de los Juegos Olímpicos de 2016 con el fin de evitar que el tráfico aéreo altere el desarrollo de las pruebas de vela, informaron hoy fuentes oficiales.

Las restricciones serán aplicadas en el céntrico aeropuerto Santos Dumont, el terminal para vuelos nacionales de Río de Janeiro y cuya pista de aterrizaje está ubicada en una isla en medio de la Bahía de Guanabara, el local de las pruebas de vela.

Esta decisión se tomó después de que las corrientes de aire provocadas por los aviones en sus labores de despegue y aterrizaje en este aeropuerto desvirtuasen los resultados de la competición internacional con que Río de Janeiro puso a prueba el mes pasado las instalaciones y la logística montadas para las disputas de vela en los Olímpicos de Río 2016.

"El aeropuerto va a parar entre cuatro y cinco horas diarias en los días de competición de vela para no perjudicar las pruebas", señaló el coronel André Luis Grandis, del centro de Comunicación Social de Aeronáutica.

El anunció se produjo durante una rueda de prensa ofrecida hoy en la Fortaleza de Sao Joao, en la zona sur de Río, tras una reunión de representantes de las Fuerzas Armadas con el fin de coordinar las medidas de seguridad durante los Olímpicos.

Grandis aclaró que la medida "no es una cuestión de seguridad", sino una "demanda" de los organizadores del evento deportivo, que no sólo temen que el tráfico aéreo pueda afectar a los resultados deportivos sino que además podría dificultar "la grabación de las pruebas".

El Santos Dumont, que fue construido en los años treinta y que, a día de hoy, opera exclusivamente con vuelos nacionales, se encuentra situado junto al frente del puerto de la Marina de Gloria, desde donde partirán los regatistas olímpicos.

La pequeña pista de este aeropuerto se encuentra a la orilla de la Bahía de Guanabara, por lo que las aeronaves que lo usan lo hacen volando a escasos metros sobre el nivel del mar.

Sin embargo, entre los días 8 y 18 de agosto de 2016, de cara a la celebración de las pruebas olímpicas de vela, estas maniobras, que fascinan tanto a los turistas como atemorizan a los cariocas, serán vetadas por el bien del deporte.

Cargando