La joven negra muerta en una cárcel de EE.UU. se suicidó, según la autopsia

La autopsia de Sandra Bland, la joven afroamericana hallada muerta en una cárcel de Texas (EE.UU.) el pasado 13 de julio, reveló hoy que sus heridas corresponden con las de un suicidio, y no con las de un asesinato.

Austin (EE.UU.), 23 jul (EFE).- La autopsia de Sandra Bland, la joven afroamericana hallada muerta en una cárcel de Texas (EE.UU.) el pasado 13 de julio, reveló hoy que sus heridas corresponden con las de un suicidio, y no con las de un asesinato.

Bland fue detenida el 10 de julio tras una leve infracción de tráfico y tres días después apreció colgada en su celda, un relato que la familia de la joven puso en tela de juicio desde el primer momento.

"No he visto ninguna evidencia de homicidio", dijo hoy en rueda de prensa Warren Diepraam, ayudante del fiscal del condado de Waller, tras asegurar que del informe forense se concluye que "la causa de la muerte fue un suicidio".

Diepraam explicó que en el cuerpo de Bland no encontraron signos de violencia correspondientes con los de un asesinato: "sería normal hallar heridas en las manos, heridas defensivas", dijo.

Además, tenía "una marca uniforme y coherente alrededor de su cuello" producida por la bolsa de plástico con la que se colgó, mientras que en caso de ataque violento ese objeto se suele deslizar provocando diversas marcas.

Lo que sí reveló la autopsia fueron heridas en las muñecas de la mujer y hematomas en la espalda, que según al ayudante del fiscal corresponden al momento del arresto.

En su brazo izquierdo, además, Bland tenía cerca de 30 cortes autoinfligidos, recién cicatrizados y que tenían entre dos y cuatro semanas.

También hallaron restos de marihuana en su organismo.

Bland tenía 28 años y se acababa de mudar desde un suburbio de Chicago a Texas para empezar un trabajo en la Universidad de Agricultura y Mecánica de Prairie View, por lo que estaba "feliz", según su familia.

Una leve infracción de tráfico derivó en una discusión con el agente Brian Encinia, que amenazó con "freírla" con su pistola eléctrica si no salía del vehículo y después la detuvo por agresión.

En la cárcel, Bland reconoció durante un cuestionario de rutina que se había intentado suicidar recientemente por la pérdida de un bebé, pero la dirección del presidio no solo no la puso bajo vigilancia especial, sino que violó sus propios protocolos de supervisar a los presos una vez cada hora.

La autopsia completa se hará pública este viernes. EFE

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir