La justicia francesa condena a Karabatic a 10.000 euros por amañar un partido

La Justicia francesa condenó hoy a la estrella del balonmano francés Nicola Karabatic a 10.000 euros de multa en el juicio por el amaño de un partido en 2012 entre el Montpellier, en el que militaba, y el Cesson.

París, 10 jul (EFE).- La Justicia francesa condenó hoy a la estrella del balonmano francés Nicola Karabatic a 10.000 euros de multa en el juicio por el amaño de un partido en 2012 entre el Montpellier, en el que militaba, y el Cesson.

La decisión del Tribunal Correccional de Montpellier, en el sur de Francia, rebaja la petición fiscal, que solicitaba tres meses de cárcel exentos de cumplimiento y 30.000 euros de multa para el icono del balonmano francés, de 31 años.

Su abogado, Michael Corbier, defendió la inocencia de su cliente a pesar del fallo y anunció que apelará la decisión del tribunal, que procesaba a un total de 16 imputados, entre ellos el hermano menor de Karabatic, Luka, que fue condenado a 15.000 euros de multa y también recurrirá la decisión.

Los magistrados, sin embargo, consideraron probado que Karabatic participó, junto con otros jugadores del Montpellier y familiares o allegados de estos, en el amaño del resultado de aquel duelo ligero contra el Cesson.

El bosnio Mladen Bojinovic, al que la Fiscalía consideraba el "personaje central del caso", fue sentenciado a pagar 30.000 euros, mientras que su compañero Nicolas Gillet tendrá que abonar 10.000 euros. Admemás, los condenados tendrán que pagar 1 euro simbólico a la Federación y a la Liga francesa de balonmano.

Las alarmas saltaron al comprobar que se habían apostado cantidades inusualmente altas por un tanteo poco probable, pues el Montpellier era claro dominador del campeonato. Los beneficios de las citadas apuestas fueron de cerca de 200.000 euros.

Karabatic, que al término de aquella temporada fichó por el Barcelona y militará la próxima campaña en las filas del París Saint-Germain (PSG), siempre ha defendido su inocencia y ha argumentado que no podría haber amañado el partido porque ni siquiera lo disputó.

El jugador, campeón olímpico en Pekín 2008 y en Londres 2012, no hizo declaraciones a la prensa tras conocerse la sentencia, pero durante el juicio consideró "inadmisible" que se sospechara que podía haber amañado un partido.

"Lo más grave para mí no son estos tres años de proceso, es el hecho de haber sido acusado de amañar un partido", dijo durante su intervención en el juzgado. EFE

Cargando