R.Dominicana explica política migratoria al secretario de Estado del Vaticano

El canciller de República Dominicana, Andrés Navarro, se reunió con el secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin, a quien pidió trasladar al papa información del Plan dominicano de Regularización de Extranjeros, criticado por varios países y ONG, informaron hoy fuentes oficiales.

Santo Domingo, 5 jul (EFE).- El canciller de República Dominicana, Andrés Navarro, se reunió con el secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin, a quien pidió trasladar al papa información del Plan dominicano de Regularización de Extranjeros, criticado por varios países y ONG, informaron hoy fuentes oficiales.

En una reunión en el Vaticano, el ministro señaló que el proceso se ha llevado a cabo apegado la Constitución y al estricto respeto por los derechos humanos y dio garantías de que a ningún extranjero con estatus irregular se le vulnerará sus derechos, detalló la Cancillería dominicana en un comunicado.

Durante el encuentro, Navarro explicó al cardenal Parolin todos los pormenores de la reforma que ha permitido regularizar a más de 288.000 extranjeros indocumentados, en su mayoría haitianos.

"Vemos cómo los temas migratorios ocupan permanentemente la atención de los Estados, por eso hemos querido que su santidad conozca en detalle los avances del Plan de Regularización de Extranjeros y la reforma migratoria sin precedente que nuestro Gobierno ha puesto en marcha", señaló el canciller.

El proceso se ha desarrollado "con todas las garantías y respeto a los derechos humanos, además de un gran sacrificio económico", explicó Navarro, según la nota oficial.

El plan ha venido a dar solución "a un grave problema que enfrentaban los miles de inmigrantes que permanecían de manera irregular en la República Dominicana, ya que ha permitido que más de 288.000 extranjeros lograran obtener un estatus regular, de los cuales el 96 % son ciudadanos haitianos, facilitándoles la documentación gratuita".

"La República Dominicana quiere mantener un canal de comunicación abierto con la santa sede para dar respuesta inmediata ante cualquier preocupación o inquietud que pudiera tener el santo padre sobre el Plan de Regularización", subrayó Navarro.

Asimismo, el funcionario ratificó que la Iglesia católica puede estar tranquila frente al plan migratorio dominicano, ya que a ningún extranjero con estatus de irregular se le vulnerará sus derechos.

"Queremos reiterar ante usted, su eminencia Parolin, que cuando en la República Dominicana se produzcan repatriaciones para dar cumplimiento a la ley migratoria, se harán de manera individual y en el marco de los respeto de los derechos humanos", enfatizó.

Por su lado, Parolin agradeció a Navarro la información recibida y reconoció los esfuerzos desplegados por los Gobiernos haitiano y dominicano para resolver problemas comunes y encauzar un proceso de desarrollo a través de la Comisión Mixta Bilateral, que contribuya al bienestar de ambas poblaciones, indicó el comunicado.

El Plan de Regularización para Extranjeros, calificado como el "más ambicioso" en materia migratoria en el país y cuyo plazo para acogerse se cumplió el pasado 17 de junio, se puso en marcha junto a la Ley especial de Naturalización, tras una polémica sentencia del Tribunal Constitucional que establece los parámetros para adquirir la nacionalidad.

Sin embargo, Gobiernos de la región, organismos internacionales y ONG han expresado su preocupación por que se produzcan deportaciones masivas, que arrastren a personas nacidas en el país de padres extranjeros indocumentados, lo que ha sido rechazado por el Ejecutivo nacional en varias ocasiones.

El sábado, durante la última jornada de la cumbre de la Comunidad del Caribe (Caricom), el primer ministro de Santa Lucía, Kenny Anthony, criticó a República Dominicana por tratar de poner en práctica una "escandalosa e inaceptable" política migratoria que implica la deportación de personas de ascendencia haitiana. EFE

Cargando