Lo más leído

  • Paola Jara y Jessi Uribe antes de sus cirugías plásticas
  • Colombia amplió el cierre de fronteras durante un mes y medio
  • Con esta foto, Paulina Vega presumió sus hermosos glúteos
  • Murió el autor del famoso audio "cómo es, cómo sería, qué te tomas y tal"
  • Junior se sobrepuso a la altura, derrotó a Tolima y avanzo a semifinales
  • Comienzan las salidas: cinco jugadores no continúan en Atlético Nacional

Hoy es noticia

Más temas

España-México: del distanciamiento a la complicidad en cuarenta años

La visita de Estado de los reyes a México va a suponer un hito más en la amistad y la cooperación que han marcado la relación entre ambos países desde que establecieron formalmente vínculos diplomáticos en 1977, después de cuatro décadas de distanciamiento a causa del franquismo.

Carlos Pérez Gil

Madrid, 28 jun (EFE).- La visita de Estado de los reyes a México va a suponer un hito más en la amistad y la cooperación que han marcado la relación entre ambos países desde que establecieron formalmente vínculos diplomáticos en 1977, después de cuatro décadas de distanciamiento a causa del franquismo.

La decisión del presidente mexicano Lázaro Cárdenas (1934-1940) de no reconocer al régimen de Franco tras ganar la guerra abrió un abismo entre España y México que no se recompuso hasta la llegada de la democracia.

Ante la caída de la monarquía de Alfonso XIII en 1931 y el advenimiento de la República, México tendió la mano al cambio de sistema, lo que generó una corriente de simpatía de su clase política que dejó atrás veinte años salpicados de desencuentros germinados a partir de la Revolución Mexicana (1910-1917).

Tras firmarse en diciembre de 1936 un tratado de paz y amistad, el país americano acogió a unos 40.000 refugiados españoles, entre ellos, un amplio número de artistas e intelectuales, como Luis Buñuel, Luis Cernuda, Max Aub y León Felipe.

México mantuvo durante la dictadura su reconocimiento al Gobierno en el exilio, al que le permitió establecer su sede durante unos años e, incluso, celebrar una reunión del último Parlamento republicano legalmente constituido en febrero de 1936.

Pese a la falta de diálogo político, el contacto entre las dos comunidades siempre se mantuvo, lo que facilitó que una vez superada la enemistad, los lazos se entablaran rápidamente hasta desembocar en la que hoy es "la relación más intensa, diversificada e institucionalizada" que España tiene con cualquier país de Iberoamérica, según el Ministerio de Asuntos Exteriores.

España y México certificaron su acercamiento el 28 de marzo de 1977, con un acuerdo formalizado en París, durante los gobiernos de José López Portillo y Adolfo Suárez.

Como si se tratara de recuperar el tiempo perdido, la empatía entre ambos países fue creciendo con el intercambio de visitas de Suárez y López Portillo en los meses posteriores, que derivaron en la puesta en marcha de la Comisión Binacional, el marco de desarrollo de las relaciones bilaterales.

Con los primeros pilares asentados, los reyes Juan Carlos y Sofía cursaron en noviembre 1978 una visita oficial, que dio pie a los primeros convenios sectoriales.

El siguiente gran hito fue la firma del Tratado General de Cooperación y Amistad, en 1990, a cargo de Juan Carlos I y del presidente Carlos Salinas de Gortari, que ayudó a consolidar las inversiones de empresas españolas en México.

La confianza mutua dio pie a que la colaboración se extendiera a mediados de los 90 al ámbito de la lucha contra el terrorismo, con la firma de un convenio para extraditar a miembros de ETA, cobijados en México desde el final del franquismo.

Con los sucesivos mandatos de Ernesto Zedillo y Vicente Fox, la relación se fue amplificando y sentó las bases para que en 2007, su sucesor, Felipe Calderón, y el jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, sellaran la Asociación Estratégica, el máximo rango en las relaciones entre países.

De que los vínculos no hayan dejado de afianzarse da muestra el constante intercambio de visitas oficiales, que en el caso de los anteriores reyes, fueron seis de alto rango entre 1978 y 2002, secundadas por la de todos los presidentes de uno y otro país y también por la de Felipe de Borbón, como príncipe, en varias ocasiones.

Fruto de esta complicidad, México celebró el bicentenario de su independencia de España en 2010 sin resentimientos, al contrario que otros países de la región que alentaron el pasado colonial.

La afinidad política se ha extendido a la esfera internacional, donde México, que ayudó a España a ser socio del G20, suele mantener posturas coincidentes en los principales temas.

En el ámbito comercial, México, segunda economía de América Latina y decimotercera del mundo, también es el principal socio de España en la región. EFE

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio
En vivo

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir