Republicanos en EEUU comienzan a definir el tono de los debates de primarias

Tres de los principales aspirantes republicanos a la Casa Blanca hablaron hoy en un foro con las bases más conservadoras del partido para definir el tono que dominará, a partir del próximo agosto, los debates previos a las primarias.

Washington, 18 jun (EFE).- Tres de los principales aspirantes republicanos a la Casa Blanca hablaron hoy en un foro con las bases más conservadoras del partido para definir el tono que dominará, a partir del próximo agosto, los debates previos a las primarias.

Los senadores Marco Rubio, Rand Paul y Ted Cruz participaron en Washington en la conferencia "Road to Majority", de la organización conservadora "Fe y Libertad", que mañana recibirá al exgobernador de Florida Jeb Bush, quien, como los anteriores, aspira a ser el candidato republicano para las elecciones presidenciales de 2016.

Rubio centró su discurso en la necesidad de revitalizar la clase media, el tema que los analistas consideran que será el eje central de la campaña electoral y dominará los debates televisivos republicanos que comienzan en agosto.

El legislador cubano-estadounidense puso como ejemplo a sus padres, que emigraron desde Cuba y trabajaron como empleados de hostelería, de que es posible, de nuevo, "el sueño universal de un futuro mejor".

"Hoy estoy en un salón de un hotel y eso es lo que mi padre hizo durante años trabajando como camarero. Siempre inicio mis discursos así porque es un recordatorio de que las oportunidades que he tenido son resultado de las experiencias de mis padres en este país", aseguró Rubio.

"Las oportunidades que yo he tenido son resultado directo del hecho de que yo crecí durante el siglo estadounidense", explicó Rubio, que quiso exponer sus propuestas para recrear aquellos años de bonanza tras la II Guerra Mundial.

Un grupo de indocumentados boicoteó el discurso de Rubio, en el que se refirió a sus raíces inmigrantes pero obvió tratar la reforma migratoria, que siguen exigiendo activistas de todo el país.

Los activistas, algunos de ellos beneficiados temporalmente por la acción ejecutiva de la Casa Blanca, interrumpieron a Rubio al grito de "extiendan DACA, implementen DAPA".

DACA son las siglas de las medidas ejecutivas de alivio migratorio para jóvenes que se educaron en este país, mientras que DAPA, suspendida por un juez federal, es la acción diferida para padres indocumentados de hijos con residencia permanente.

Sergio Varela, uno de los que obligó a callar a Rubio, aseguró después a Efe que estaba indignado por el hecho que un político que tiene orígenes inmigrantes no mencionara una sola vez que las oportunidades de las que habló se debieron a medidas migratorias.

El debate migratorio, que se ha enconado con la suspensión judicial de los decretos de alivio del presidente Barack Obama y la falta de compromiso en el Congreso para aprobar una reforma integral que regularice a 11 millones de indocumentados, es algo que los republicanos evitan de cara a las primarias, donde las bases conservadoras son clave.

Otro aspirante republicano a presidente con orígenes cubanos, el senador Ted Cruz, aseguró que para que un republicano gane las elecciones en 2016 la clave será movilizar a los votantes evangélicos y católicos, pese a que, según los datos de las presidenciales de 2012, el grupo de votantes decisivo para la victoria de Obama fueron entonces los hispanos.

"Hay ahora mismo 90 millones de evangélicos en EEUU, y de esos, 50 millones se quedan en casa (y no votan). Si vamos a darle la vuelta al país, tenemos que movilizar a personas de fe", aseguró el senador por Texas.

Por su parte, el senador Rand Paul siguió la pauta de su discurso libertario al pedir menor injerencia "enfermiza" del Gobierno y "darle el poder al pueblo", algo que lo sitúa como uno de las principales voces disidentes del plantel de 12 aspirantes republicanos que, de momento, quieren conquistar la Casa Blanca. EFE

jmr/pa/cav

Cargando