UE y México relanzan la modernización de su acuerdo bilateral

La Unión Europea (UE) y México se comprometieron hoy a dar un nuevo impulso a la modernización de su acuerdo de asociación, que data de hace 15 años, pasando de refilón sobre las críticas que el Parlamento Europeo (PE) ha realizado a la situación de los derechos humanos en el país latinoamericano.

Raúl Cortés

Bruselas, 12 jun (EFE).- La Unión Europea (UE) y México se comprometieron hoy a dar un nuevo impulso a la modernización de su acuerdo de asociación, que data de hace 15 años, pasando de refilón sobre las críticas que el Parlamento Europeo (PE) ha realizado a la situación de los derechos humanos en el país latinoamericano.

"Esta ha sido una ocasión para reforzar la relación entre la UE y México. México le importa mucho a la UE", dijo hoy el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, el presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, y Tusk celebraron hoy en Bruselas la séptima cumbre bilateral entre los dos bloques.

"México es nuestro socio estratégico. Queremos cooperar sobre cuestiones importantes como cambio climático, el comercio y las inversiones, los derechos humanos y el programa de desarrollo posterior a 2015", señaló el presidente del Consejo Europeo.

Tusk afirmó que la relación va "más allá del comercio (de la UE) con la undécima economía mayor del mundo", y precisó que el presidente mexicano informó a la UE de las reformas económicas que su gobierno realiza y su disponibilidad a intensificar su responsabilidad internacional.

Peña Nieto subrayó por su parte que con esas conversaciones ambas partes "renovarán tres pilares, el de la concertación política, la cooperación, y muy especialmente las condiciones de comercio e inversión".

El mandatario latinoamericano aseguró que la cumbre refleja "el peso de la UE como primera potencia económica del mundo y de México como potencia emergente".

Además, reveló que "se ha concluido el Reporte de Visión Conjunta que establece las líneas de acción a seguir a partir de la voluntad concurrente para modernizar este acuerdo global", una de las necesidades fijadas para seguir adelante con el proceso, que las partes esperan reanudar en 2015, según la declaración final de la cumbre.

El gobernante mexicano reveló que en las conversaciones se están "incorporando nuevos temas: como comercio electrónico, facilitación comercial, energía y desarrollo sustentable".

Indicó que las dos partes tienen "una visión compartida en temas como cambio climático, desarrollo regional, paz, derechos humanos, seguridad y migración" y están de acuerdo en adaptar sus vínculos "a la realidad de la economía mundial y con ello incrementar el comercio bilateral y los flujos de inversión".

Peña Nieto llamo a "aprovechar las oportunidades derivadas de las reformas estructurales de México y las que la UE ha emprendido" y "fortalecer la cooperación para el desarrollo, en áreas clave como energía, el empleo, el apoyo a la pequeña y mediana empresa, la salud, la tecnología, la innovación, la agenda digital y la cultura".

"La UE en su conjunto es nuestro segundo inversionista en México con una inversión acumulada de más de 121.000 millones de euros, 151.000 millones de dólares", recalcó.

Además el bloque europeo es el tercer socio comercial de México, con el que tiene un volumen de intercambio de 64.0000 millones de dólares, agregó.

Recordó que el avance en la relación con la UE "se da a la luz de dos acuerdos" que el bloque europeo "ha venido revisando y celebrando" con los dos "principales socios" de México, Canadá y Estado Unidos.

"Siendo Estados Unidos y Canadá dos de nuestros socios estratégicos y comerciales mas importantes sería una omisión no modernizar el acuerdo de México con la UE", manifestó Peña Nieto.

En la rueda de prensa con la que concluyó el encuentro, celebrado un día después de la finalización de la II Cumbre entre la Unión Europea y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), la prensa les preguntó a los tres si los derechos humanos en México iba a ser un obstáculo para la negociación bilateral.

Tusk y Juncker evitaron responder y Peña Nieto, además de asegurar que este asunto es "una prioridad" para su Gobierno, enumeró las acciones que está realizando para mejorar la situación.

El gobernante mexicano citó los "mecanismos legales" de que dispone su país para hacer frente a esta problemática, como la Ley Federal de Víctimas y un programa para la defensa de esos derechos fundamentales.

El PE condenó el año pasado la desaparición en septiembre de los 43 estudiantes de magisterio en Iguala (estado mexicano de Guerrero) y pidió a las autoridades de la nación latinoamericana que "actúen de forma rápida, transparente e imparcial" para detener y juzgar a los responsables.

Un grupo de residentes mexicanos en Bélgica y países cercanos se manifestaron el miércoles frente al hotel al que Peña Nieto acababa de llegar en la capital belga para protestar por el caso de los 43 estudiantes, que desaparecieron en una acción coordinada por autoridades y policías locales corruptos con el crimen organizado. EFE

rac/emm/jac

Cargando