R.Dominicana a las puertas de restablecer reelección presidencial consecutiva

El Congreso Nacional dominicano, convertido en Asamblea Nacional Revisora, aprobó hoy en primera lectura una modificación a la Carta Magna en la que se restablece la reelección presidencial consecutiva, lo que permitiría al gobernante Danilo Medina optar a un nuevo mandato en los comicios de 2016.

Ramón Santos Lantigua

Santo Domingo, 6 jun (EFE).- El Congreso Nacional dominicano, convertido en Asamblea Nacional Revisora, aprobó hoy en primera lectura una modificación a la Carta Magna en la que se restablece la reelección presidencial consecutiva, lo que permitiría al gobernante Danilo Medina optar a un nuevo mandato en los comicios de 2016.

Con una votación de 183 a favor y 38 en contra, los asambleístas aprobaron la modificación a la Constitución dominicana en lo relativo a la elección del presidente de la República. La segunda lectura se conocerá el viernes próximo y la eventual proclamación de la Carta Magna, un día después.

Tal y como se había previsto, los legisladores del oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD), los de su aliado Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) y los del opositor Partido Revolucionario Dominicano (PRD) dieron el "sí" a la reelección; mientras que los del también opositor Partido Revolucionario Moderno (PRM) votaron en contra de la iniciativa.

La aprobación de la pieza por amplia mayoría se produjo tras más de tres horas de encendidos debates entre quienes favorecían y condenaban la modificación constitucional.

El pasado martes, tras la aprobación del proyecto en la Cámara de Diputados, Medina promulgó la ley que ordenaba convocar al Congreso Nacional (bicameral) para que se constituyera en Asamblea Revisora con el fin de tratar la reforma a la Constitución y la reelección presidencial por dos períodos consecutivos.

Antes de la aprobación de hoy de la reforma, los asambleístas rechazaron de manera aplastante (194-27) una moción presentada por la diputada nacional Guadalupe Valdez dirigida a impedir la reintroducción de la reelección presidencial consecutiva.

También se desestimó por una votación aún mayor, de 212 a favor y 9 en contra, la propuesta del portavoz de los diputados del PRSC, Ramón Rogelio Genao, de que se impida por los próximos 50 años modificar la Constitución dominicana en lo relativo a la elección del presidente de la República.

Los defensores de la reintroducción de la reelección consecutiva basaron sus argumentos en la altísima popularidad que otorgan todas las encuestas al presidente Medina y en la valoración de su ejercicio de Gobierno que expresan los ciudadanos en esas mediciones.

La Constitución actual establece que el mandatario de turno no puede presentarse de nuevo al cargo para el período siguiente al que ejerce.

En medio del conocimiento de la reforma se produjeron acusaciones y respuestas de asambleístas, como la que formuló la diputada independiente Minou Tavárez Mirabal, quien acusó a muchos legisladores de supuestamente sucumbir ante el "soborno" y el "chantaje" para dar su apoyo a la modificación de la Constitución.

Sus acusaciones causaron la reacción del vicepresidente de la Asamblea y presidente de la Cámara de Diputados, Abel Martínez, quien invitó a Tavárez a fundamentar sus denuncias con las pruebas respectivas y dijo que de no hacerlo sus acusaciones caerían en la "irresponsabilidad".

El diputado del Partido Revolucionario Moderno Jorge Frías denunció que está dispuesto a someterse a interrogatorio ante la Procuraduría General de la República para supuestamente demostrar que hubo legisladores que recibieron dinero a cambio de votar a favor de la reforma constitucional.

La reelección presidencial fue impulsada por el comité político del oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y, aunque el propio presidente de esa formación, el exmandatario Leonel Fernández, se opuso en un principio a esa decisión, finalmente accedió tras un acuerdo alcanzado con los seguidores de Medina.

Fernández, que ha gobernado en tres ocasiones el país, había lanzado sus aspiraciones de alcanzar de nuevo la nominación presidencial por el PLD, pero debió postergarlas ante la decisión mayoritaria de su propia organización de llevar de nuevo como candidato al actual jefe de Estado, apoyado en una altísima popularidad en todas las encuestas de opinión hechas públicas en el país. EFE

rs/dmt

Cargando