HRW pide a Tailandia retirar cargos contra estudiantes por protesta pacífica

La organización Human Rights Watch (HRW) instó hoy al gobierno militar de Tailandia a retirar los cargos contra once estudiantes que se manifestaron de manera pacífica contra el régimen a finales de mayo.

Bangkok, 5 jun (EFE).- La organización Human Rights Watch (HRW) instó hoy al gobierno militar de Tailandia a retirar los cargos contra once estudiantes que se manifestaron de manera pacífica contra el régimen a finales de mayo.

Las autoridades arrestaron más de 40 activistas en Bangkok y otras provincias que mantenían manifestaciones pacíficas para conmemorar el primer aniversario del golpe de Estado, el pasado 22 de mayo.

Cuatro estudiantes de Bangkok y siete de Khon Kaen, en el noreste del país, fueron acusados de violar la prohibición de la junta al organizar actividades políticas y mantener asambleas públicas de más de cinco personas.

Los estudiantes serán procesados por un tribunal militar donde afrontan una condena máxima de un año de prisión y una multa de 20.000 baht (592 dólares o 528 euros).

"La persecución de los estudiantes por protestar de manera pacífica muestra que la junta militar no tiene intención de relajar su leyes opresivas", indicó Brad Adams, director para Asia de HRW.

El general Prayuth Chan-ocha declaró la ley marcial el 20 de mayo del año pasado en medio de las protestas antigubernamentales y, dos días después, tomó el poder en una asonada, según él, para evitar una escalada violenta y reformar el sistema para acabar con la corrupción.

Centenares de políticos y activistas, incluida la ex primera ministra Yingluck Shinawatra, fueron arrestados sin cargos y recluidos durante días o semanas en cuarteles del Ejército, mientras que algunos disidentes han sido juzgados y condenados en tribunales militares.

A principios de abril, Tailandia revocó la ley marcial para sustituirla por un artículo de la Constitución provisional que continúa cediendo amplios poderes al dictador para gobernar el país.

"Amordazar las protestas públicas es una burla del compromiso autoproclamado por la junta de devolver a la democracia", sentenció Adams. EFE

Cargando