Berlín asume que la crisis griega estará presente en la cumbre del G7

La extensa agenda de la cumbre de los líderes de las potencias industrializadas, el G7, que comienza este domingo en Alemania, no incluye ningún apartado dedicado específicamente a la crisis de Grecia, pero Berlín reconoce que sería "sorprendente" que no centre parte de las conversaciones.

Berlín, 4 jun (EFE).- La extensa agenda de la cumbre de los líderes de las potencias industrializadas, el G7, que comienza este domingo en Alemania, no incluye ningún apartado dedicado específicamente a la crisis de Grecia, pero Berlín reconoce que sería "sorprendente" que no centre parte de las conversaciones.

Fuentes de la Cancillería, como anfitriones del encuentro, recordaron hoy que los líderes de Estados Unidos, Alemania, Francia, Reino Unido, Italia, Japón y Canadá abordarán el estado de la economía mundial en su primera sesión, lo que incluye también la evolución de la eurozona.

"Sería sorprendente y poco natural que no aparezca el tema de Grecia", reconocieron estas fuentes, que no obstante recordaron que el G7 no es el foro adecuado para tomar ningún tipo de decisión en torno al programa de rescate de Atenas.

La hoja de ruta para Grecia, insistieron, ya está marcada y exige que el Ejecutivo heleno alcance un acuerdo con las instituciones acreedoras -el Banco Central Europeo (BCE), la Comisión Europea (CE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI)- que deberá después ser ratificado al Eurogrupo.

La cumbre del G7 comenzará el domingo centrada en economía y comercio, un apartado en el que se estudiará la marcha de las negociaciones de los distintos acuerdos regionales e internacionales y en el que se dedicará un apartado especial a las cadenas de suministro internacionales.

Con el recuerdo de la tragedia de Rana Plaza, el edificio que se derrumbó hace ya dos años en Bangladesh en el que murieron más de mil personas que trabajaban en talleres textiles, el G7 quiere constituir un fondo -denominado en inglés "Vision Zero Fund"- de prevención que contribuya al establecimiento de estándares laborales y sociales.

La política exterior centrará la cena del domingo, en la que los líderes del G7 analizarán el conflicto de Ucrania y la guerra en Siria, con sus repercusión en el otros países del Norte de África.

La lucha contra el terrorismo internacional yihadista será uno de los ejes de la cita de las principales potencias industrializadas, que han invitado al castillo bávaro de Elmau, donde se celebrará la reunión, a los presidentes de Nigeria, Muhammdu Buhari; y de Túnez, Beyi Caid Essebsi; así como al primer ministro de Irak, Haider Al Abadi.

Con ellos abordarán también la renovación de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, punto que ha incluido en la agenda la presidencia alemana del G7 y en el que se quiere alcanzar un compromiso de futuro para que 500 millones de personas salgan del hambre en el mundo para 2030.

Berlín aspira asimismo a dar un espaldarazo en este foro a la cumbre del clima que se celebrará en París en diciembre, en la que se aspira a cerrar un acuerdo global y vinculante para reducir las emisiones de los gases que provocan el calentamiento global.

El Gobierno alemán aspira a impulsar en Elmau dos asuntos que deben dilucidarse antes de París: el anuncio de los compromisos nacionales sobre reducción de emisiones y las aportaciones que los industrializados al Fondo Verde del Clima, que debe contar con 100.000 millones de euros anuales a partir de 2020 para apoyar a los países más afectados por el cambio climático.

De los países G7 todavía Japón no ha hecho públicos sus compromisos, recordaron las fuentes del ejecutivo alemán.

Otro capítulo que la canciller, Angela Merkel, quiere colocar en la agenda internacional es la salud, ámbito en el que se espera un respaldo a la propuesta presentada por Alemania, Ghana y Noruega para crear una fuerza médica de respuesta rápida ante epidemias como el ébola.

Se trabaja también en un compromiso para impulsar la puesta en marcha de planes nacionales frente a las resistencias a los antibióticos, con normas claras para acabar con las prescripciones permisivas tanto en personas como en animales.

El comunicado final de la cumbre, según las fuentes berlinesas, incluirá asimismo una apuesta por la formación profesional de las mujeres y su papel como emprendedoras. EFE

Cargando