El legado de Lauren Bacall alcanza los 3,64 millones de dólares en subasta

La actriz Lauren Bacall dejó hasta 740 lotes para subastar de manera póstuma en Bonhams y ninguno de ellos se quedó sin comprador en una larguísima puja de 20 horas dividida en dos días que alcanzó la cifra total de 3,64 millones de dólares.

Nueva York, 1 abr (EFE).- La actriz Lauren Bacall dejó hasta 740 lotes para subastar de manera póstuma en Bonhams y ninguno de ellos se quedó sin comprador en una larguísima puja de 20 horas dividida en dos días que alcanzó la cifra total de 3,64 millones de dólares.

El poder de convocatoria de la protagonista de "The Big Sleep" y exmujer de Humphrey Bogart fue indiscutible: 1500 compradores de 34 países se pelearon por rascar algún objeto que hubiese pasado por la vida de "La flaca", como la llamaban en el Hollywood dorado.

La cantidad, desde el primer momento, fue más destacable que la calidad. El apartamento en el que murió la actriz, en el edificio Dakota de Nueva York, estaba abarrotado de objetos de todo tipo. Desde piezas notables hasta cacharrería cuyo único valor era haber pertenecido a la legendaria actriz.

De hecho, las obras con mayor éxito en la doble sesión no pasarán a los anales de la historia del arte: "American White Pelican", una pintura de 1836 de John James Audubon, fue la más cotizada, pues alcanzó los 173.000 dólares, triplicando las estimaciones más optimistas.

 Le siguieron dos paisajes de Albert York vendidos al alimón por 161.000 dólares (y que supusieron récord para el artista) y una escultura de su gran amigo Henry Moore, "Three-Quarter Mother and Child", que se adjudicó por 118.750.

 Bien es cierto que, precisamente, las esculturas de Moore más preciadas de Bacall entraron la subasta del pasado noviembre dedicada al Impresionismo y el Arte Moderno, y dos piezas de bronce alcanzaron casi 1,5 millones de dólares entre las dos.

Hoy, a pesar de que no era el grueso de la sesión, las piezas para mitómanos también brillaron. Todo lo que tuviera el apellido "Bogart" superó con creces las estimaciones.

Un diamante de amatista, turquesa y diamantes diseñado por Jean Schlumberger alcanzó los 52.500 dólares, cuando había sido valorado en un máximo de 12.000.

Un baúl del ganador del Óscar por "The African Queen" alcanzó los 47.500 dólares partiendo de apenas 1.000, mientras que su mesa de juegos se vendió por 26.250 y un juego de platas regaladas por otra leyenda de Hollywood, Spencer Tracy, alcanzó los 16.250 dólares.

Bacall, que falleció el año pasado a los 89 años en su domicilio de Nueva York, dejó claro de manera póstuma que su estela sigue valiendo millones.

 Así, el director de Bonahms y amigo personal de la actriz, reconoció al acabar la subasta: "Nos sentimos totalmente honrados por la oleada de entusiasmo internacional que ha generado esta subasta. El legado de Bacall vivirá en las casas de innumerables admiradores". EFE

Cargando