Australia y Camboya firman un nuevo acuerdo contra la inmigración ilegal

Australia y Camboya firmaron hoy un nuevo acuerdo para reforzar la cooperación en la lucha contra la inmigración ilegal y el tráfico de personas, medio año después del convenio bilateral para transferir solicitantes de asilo al país asiático.

Sídney (Australia), 26 mar (EFE).- Australia y Camboya firmaron hoy un nuevo acuerdo para reforzar la cooperación en la lucha contra la inmigración ilegal y el tráfico de personas, medio año después del convenio bilateral para transferir solicitantes de asilo al país asiático.

El Memorando de Entendimiento, que incluye asistencia técnica, intercambio de expertos y proyectos bilaterales, fue suscrito en Camberra por el ministro australiano de Inmigración, Peter Dutton, y el ministro de Interior camboyano, Sar Kheng.

"También contempla consultas regulares e intercambio de información en asuntos de crimen trasnacional que afecten a los dos países", acotó Dutton en un comunicado.

El acuerdo sigue al que Australia y Camboya firmaron en septiembre para reubicar en el país asiático a los solicitantes de asilo recluidos en centros de detención australianos.

Naciones Unidas y varias organizaciones criticaron a Australia por buscar este acuerdo con Camboya, un país con un amplio historial de violaciones de derechos humanos y uno de los más pobres y corruptos de la región.

Australia recuperó en 2012 una política para tramitar en países terceros las solicitudes de los inmigrantes que viajan a Australia por vía marítima en busca de asilo con la apertura de centros de detención en Papúa Nueva Guinea y Nauru, criticada por la ONU y otras organizaciones internacionales.

El Gobierno del conservador Tony Abbott ha endurecido las medidas contra la inmigración ilegal, incluidas las operaciones de la Marina para interceptar y rechazar en alta mar a los barcos que intentan alcanzar clandestinamente suelo australiano.

Muchos de los inmigrantes han huido de conflictos como los de Afganistán, Darfur, Pakistán, Somalia y Siria, y otros que han escapado de la discriminación o de la condición de apátridas como las minorías rohingya, de Birmania, o Bidun, de la región del Golfo. EFE

Cargando