EE.UU. inicia una ofensiva aérea para ayudar a Irak a tomar Tikrit

Estados Unidos inició este miércoles una ofensiva aérea para ayudar al Gobierno de Irak a tomar la ciudad de Tikrit, en manos de los yihadistas del Estado Islámico (EI), pese a las reticencias iniciales a intervenir.

Washington, 25 mar (EFE).- Estados Unidos inició este miércoles una ofensiva aérea para ayudar al Gobierno de Irak a tomar la ciudad de Tikrit, en manos de los yihadistas del Estado Islámico (EI), pese a las reticencias iniciales a intervenir.

"A petición del Gobierno de Irak, las fuerzas de la coalición están apoyando a las fuerzas iraquíes en su combate contra el EI dentro y alrededor de Tikrit", dijo el coronel Patrick Ryder, portavoz del Mando Central de EE.UU., el encargado de las operaciones en Oriente Próximo.

"Para que quede claro, la coalición solo está en coordinación con el Gobierno de Irak y las fuerzas de seguridad iraquíes. Nosotros no coordinamos nuestras operaciones de ningún modo con Irán o milicias auspiciadas por Irán", añadió Ryder en un comunicado.

La participación estadounidense en Tikrit consiste en ataques aéreos, servicios de inteligencia, así como asesoramiento a las fuerzas iraquíes.

Los bombardeos aéreos comenzaron este miércoles en Tikrit, aunque los estadounidenses mantienen la cautela por la presencia de asesores militares iraníes en ese frente.

En la operación de toma de Tikrit, estancada desde la semana pasada, no había participado hasta ahora Estados Unidos con apoyo aéreo.

Según explican fuentes del New York Times, tanto el Gobierno iraquí como las milicias chiítas entrenadas por Irak habían asegurado hasta ahora que la intervención estadounidense no era necesaria.

El apoyo de la coalición liderada por Estados Unidos se anuncia cuando soldados de las Fuerzas Armadas iraquíes, apoyados por milicias chiítas entrenadas por Irán y tribus suníes opuestas al EI, intentan finalmente controlar la ciudad a orillas del Tigris.

No obstante, Estados Unidos ha negado insistentemente coordinarse o dar apoyo a milicias que se coordinan con Irán y reitera que la asistencia militar se limita al Ejército iraquí, compuesto en su mayoría por chiítas.

Pese a todo, la ofensiva sobre Tikrit ha estado liderada por unos 20.000 milicianos chiítas entrenados y pertrechados por Irán, e incluso fuentes locales aseguran que responden a las órdenes del general iraní Qasem Suleimani, jefe de la Brigada Al Quds.

Las fuerzas chiítas, las del Ejército iraquí y de las tribus suníes no han conseguido tomar el control de la ciudad pese a los avances de la semana pasada frente al EI.

La toma de Tikrit, ciudad situada en el corazón del Irak suní, es clave para avanzar hacia Mosul, la segunda ciudad del país y desde el pasado junio en manos de los yihadistas del Estado Islámico. EFE

Cargando