Japón despliega su mayor destructor portahelicópteros hasta la fecha

Las Fuerzas Marítimas de Auto Defensa japonesas han puesto en servicio el Izumo, el mayor destructor portahelicópteros desplegado por el país hasta la fecha, en una acción encaminada a reforzar la vigilancia y defensa de sus islas remotas del suroeste.

Tokio, 26 mar (EFE).- Las Fuerzas Marítimas de Auto Defensa japonesas han puesto en servicio el Izumo, el mayor destructor portahelicópteros desplegado por el país hasta la fecha, en una acción encaminada a reforzar la vigilancia y defensa de sus islas remotas del suroeste.

El astillero de Japan Marine United, el mayor armador japonés, en Yokohama (suroeste de Tokio) ha acogido una ceremonia con motivo del despliegue del buque, que ha costado unos 120.000 millones de yenes (920 millones de euros).

El destructor, de 19.500 toneladas de peso, tiene 248 metros de eslora y 38 de manga y permite el despegue y aterrizaje simultáneo de cinco helicópteros.

Se cree que puede transportar nueve helicópteros y unos 400 efectivos a bordo.

También tiene capacidad para embarcar el MV-22 Osprey, la aeronave con rotores basculantes que puede aterrizar y despegar en vertical y cuya futura adquisición ya ha cerrado el Ministerio de Defensa.

A diferencia de sus dos destructores portahelicópteros de la clase Hyuga (el Hyuga y el Ise), el Izumo tiene una cubierta 50 metros más larga y un desplazamiento mayor (19.500 toneladas frente a 13.500) y además es capaz de surtir combustible a otras naves.

Se espera que Japón tenga otro destructor de la clase Izumo desplegado para 2017.

Este portahelicópteros se convierte así en la mayor de las naves de combate de superficie de Japón ya que, con base en la Constitución pacifista impuesta tras la II Guerra Mundial, las autoridades han estimado siempre que el país no debe poseer ningún portaaviones.

Las Fuerzas de Auto Defensa de Japón buscan potenciar sus operaciones conjuntas por tierra, mar y aire y se espera que el Izumo juegue un papel importante en un momento de tensiones con Pekín en el Mar de China Oriental.

Allí se encuentran las islas Senkaku (Diaoyu en chino), administradas por Japón pero reclamadas por China, cuyas patrulleras frecuentemente navegan por zonas cercanas a los islotes que Tokio considera sus aguas territoriales.

Situados a unos 175 kilómetros al noreste de Taiwán (que también reclama las islas) y 150 kilómetros al noroeste de las niponas de Okinawa, el deshabitado archipiélago de Senkaku tiene una superficie de unos siete kilómetros cuadrados y se cree que podría contar con importantes recursos marinos y energéticos. EFE

Cargando