Víctimas de atentado protestante en Belfast demandan a Gobierno británico

Víctimas de un atentado con bomba perpetrado en un bar de católicos de Belfast en 1971 por paramilitares unionistas, en el que murieron 15 personas, demandaron hoy al Estado británico ante un juzgado norirlandés por no "prevenir e investigar" adecuadamente la acción terrorista.

Dublín, 12 feb (EFE).- Víctimas de un atentado con bomba perpetrado en un bar de católicos de Belfast en 1971 por paramilitares unionistas, en el que murieron 15 personas, demandaron hoy al Estado británico ante un juzgado norirlandés por no "prevenir e investigar" adecuadamente la acción terrorista.

La antigua policía norirlandesa (RUC) atribuyó entonces al ya inactivo Ejército Republicano Irlandés (IRA) el atentando del bar McGurk's e interpretó que había cometido un error y que entre los fallecidos podrían estar las personas que llevaban la bomba.

No obstante, un informe elaborado en 2011 por el Defensor del Pueblo ante la Policía, Al Hutchinson, aseguró que fue el "prejuicio" del Royal Ulster Constabulary (RUC), formado entonces casi exclusivamente por agentes protestantes, el que llevó a sus mandos a calificar el atentado como "un gol en propia puerta" del IRA.

En consecuencia, decía el texto de 80 páginas, las fuerzas del orden no condujeron con eficiencia una investigación que explorase la posibilidad de que la acción terrorista fuese obra de un grupo paramilitar protestante, partidario de la permanencia de Irlanda del Norte en el Reino Unido.

El Defensor también consideró que la investigación no estuvo a la altura de la magnitud de la masacre, una de las acciones terroristas más sangrientas del conflicto norirlandés hasta 1998, año del atentado de Omagh del disidente IRA Auténtico, en el que murieron 29 personas, dos de ellas españolas.

Los abogados de las víctimas del bar McGurk's confirmaron hoy que han presentado una demanda contra "varias agencias del Gobierno británico", entre las que se incluye la actual Policía norirlandesa (PSNI) -reformada en 1998 para atraer católicos en sus filas- y el Ministerio de Defensa.

En opinión de los demandantes, esos estamentos "son responsables de los permanentes retrasos y fallos cometidos para prevenir el atentado en el bar McGurk's" y para "investigar eficazmente", así como de recurrir al "uso de métodos contrainsurgentes" para "difundir desinformación sobre los responsables de la bomba y las víctimas inocentes".

Aquella acción terrorista, cometida en diciembre de 1971, generó una escalada de la violencia con un intercambio de ataques entre los paramilitares católicos y protestantes, lo que convirtió a 1972 en el año más sangriento del conflicto en la provincia británica.

Los abogados de las víctimas también informaron hoy de que tienen previsto presentar demandas civiles contra el Gobierno británico por supuestamente "conspirar para cometer asesinato, abuso de autoridad y negligencia".

Asimismo, los demandantes quieren demostrar que existen "vínculos" entre el atentado cometido en el bar McGurk's y otras acciones terroristas, como el ataque contra el bar Kelly's de Belfast, en el que murió una persona y 66 resultaron heridas en 1972.

"Estos vínculos demuestran que hubo connivencia entre el Gobierno británico y los paramilitares protestantes y que se llevó a cabo deliberadamente una política de desinformación para influir a la opinión pública y negar y distorsionar la verdad", destacó hoy en un comunicado la firma de abogados de Belfast "Kevin Winters and Co.". EFE

Cargando